La era posterremoto sera lo mas dificil

  Actualidad

La era posterremoto sera lo mas dificil

El terremoto llegó en el peor momento y una semana después solo se conoce el número de personas fallecidas: 646. Las cifras de los daños y lo que costará reconstruir gran parte de la provincia son todavía inimaginables.

La era posterremoto será lo más difícil

El terremoto llegó en el peor momento y una semana después solo se conoce el número de personas fallecidas: 646. Las cifras de los daños y lo que costará reconstruir gran parte de la provincia son todavía inimaginables. Tampoco se ha indicado, al menos claramente, las estrategias de reconstrucción.

El sismo llegó cuando la economía nacional pasa por una reducción de ingresos como consecuencia de la caída del precio del petróleo. El Gobierno había enviado una reforma tributaria para elevar impuestos a varios cigarrillos y a algunas bebidas azucaradas.

Por esta tragedia el régimen ha propuesto un alza temporal del Impuesto al Valor Agregado (IVA), descuentos de días de sueldo a los trabajadores dependiendo de cuánto ganen y otras medidas.

Desde la parte privada las propuestas se mueven rápido. Hay planes de ayuda a los damnificados y de reestructuración empresarial posterremoto.

Ayer mismo, en Manta, los empresarios, bajo el liderazgo de la Federación de Cámaras de Comercio de Manabí, se reunieron y plantearon varias opciones para salir de la crisis: moratoria de impuestos por un año, así como extender por ese mismo lapso una tregua de los créditos e intereses con la banca privada. “Noventa días no nos sirven de nada ante la magnitud del problema”, señaló a Diario EXPRESO Lucía Fernández, presidenta del gremio.

Los manabitas también ven en “las 600 hectáreas de la Refinería del Pacífico” (El Aromo, Manta) una opción de Zona de Desarrollo Especial, donde los inversionistas gocen no solo de beneficios tributarios, sino laborales. “El régimen laboral será distinto en esta zona, solo así vendrán los inversionistas”, opina.

Las ciudades deben levantarse, según los empresarios, con los 1.036 millones de dólares que planifica recaudar el Estado con las medidas, así como con un fondo disponible del Comité Empresarial del Ecuador. La idea es una alianza público-privada con la ayuda de la Espol, que levantaría la información de lo que existe y lo que se dañó, así como los proyectos arquitectónicos.

Para el lunes está previsto que el presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, Enrique Pita, viaje a Manta para analizar la construcción de parques temáticos.

Otro esfuerzo será la rehabilitación de la infraestructura comercial y turística. Solo en la ‘Capital del Atún’, Manta, hay 7.000 pequeños, medianos y mayoristas del comercio que tendrán que levantarse de las cenizas. Eso demandará otra estrategia público-privada.

Las cifras oficiales de los daños no son menores. El presidente de la República, Rafael Correa, en su informe de ayer reveló que las zonas más afectadas son Pedernales, San Vicente, Jama, Muisne, Tosagua, Atacames, Chone, Sucre, Portoviejo, Manta y Flavio Alfaro. Y señaló que en Manabí, Esmeraldas, Santo Domingo y Pichincha están abiertos 71 refugios.

Según el mandatario, 5.896 familias se encuentran en albergues y refugios. En las zonas de desastre se movilizaron 2.140 voluntarios, 10.250 miembros de las Fuerzas Armadas, 8.827 policías, 1.908 rescatistas e integrantes de los cuerpos de bomberos.

El presidente también alentó a los que acojan a las personas damnificadas por el terremoto, las cuales tendrán ayuda económica.