Actualidad

El paso de la metrovia obliga un rediseno en la 25 de Julio

Convertir en unidireccionales tres calles y reubicar los pasos cebra están entre las medidas del segundo rediseño que se efectuará en un tramo de la avenida 25 de Julio.

Los transeúntes se sienten desprotegidos a pesar de la presencia de los agentes. Hay conductores que desconocen de las modificaciones de última hora.

Convertir en unidireccionales tres calles y reubicar los pasos cebra están entre las medidas del segundo rediseño que se efectuará en un tramo de la avenida 25 de Julio. La finalidad es remediar la afectación al tránsito por la operación de dos nuevas paradas de la troncal 2 (25 de Julio-Río Daule) del sistema de metrovía.

El proyecto de las futuras modificaciones lo realiza la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y debe concretarse en dos meses con la Fundación Metrovía , lo que involucra a vías principales de la ciudadela Los Esteros (ver gráfico).

Las casetas de pasajeros entraron a operar a mediados de septiembre, cerca del Riocentro Sur y del dispensario del Seguro Social ‘Valdivia’.

La Fundación Metrovía no acogió el primer rediseño de la ATM, que incluía instalar una de las paradas cien metros más adelante que la actual, específicamente la que está a la altura de la casa asistencial.

Por cuenta propia, la fundación hizo varias modificaciones en la avenida, como la ubicación de dos pasos cebra.

El director de Planificación de la ATM, Fernando Navas, indicó que quedaron prohibidos los giros en U y a la izquierda, para contrarrestar el colapso de la intersección de la 25 de Julio con la avenida Puyo, ocasionado por los buses articulados y vehículos particulares.

Añadió que con esta medida las fases de semaforización se reducen de tres a dos.

Pero como publicó el pasado 12 de octubre Diario EXPRESO, las medidas no fueron una solución sino que motivaron el malestar de conductores y transeúntes, por los continuos embotellamientos y por el alto riesgo de que ocurran accidentes de tránsito.

Con la ayuda de agentes civiles, los peatones están obligados a cruzar entre los carros.

“Si con los agentes es peligroso, no se imagina cuando no están, principalmente en la noche”, se quejó Sandra Oñate, residente de Los Esteros.

Los choferes cuestionan que para girar deben avanzar hasta 500 metros, donde también circula la transportación pesada.