El ministro de Educacion no sabe cuantos seguros tienen

  Actualidad

El ministro de Educacion no sabe cuantos seguros tienen

No renunciará. Pero tampoco está dispuesto a ceder. El ministro de Educación, Augusto Espinosa, insiste en que resulta “inconveniente” asegurar todos los bienes públicos.

Conversatorio.  El ministro Augusto Espinosa defendió ayer su posición sobre el no asegurar los bienes públicos

No renunciará. Pero tampoco está dispuesto a ceder. El ministro de Educación, Augusto Espinosa, insiste en que resulta “inconveniente” asegurar todos los bienes públicos.

Lo repitió ayer, en Quito, a pesar de las observaciones hechas por la Federación y la Cámara de Compañías de Seguros –publicadas por EXPRESO, la semana pasada–, y por la misma Contraloría General.

La entidad de control explicó que, de acuerdo con el Reglamento de Administración y Control de Bienes del Sector Público, la contratación de pólizas de seguro es obligatoria.

Pero Espinosa explicó que esa disposición no consta en ninguna ley y aseguró que el reglamento de la Contraloría “tiene algunas inconsistencias” aunque no las detalló.

Por eso, pidió una cita con el contralor Carlos Pólit, para explicar sus argumentos y establecer correctivos, de ser el caso. “Toda norma es perfectible”, dijo.

¿Cuál es su propuesta? Según el funcionario, lo más conveniente para el Estado es mantener abierta una línea de crédito que se active cuando exista algún percance en la infraestructura o el equipamiento.

Y repitió que “lo más inconveniente, desde el análisis financiero, es contratar seguros”. Incluso ensayó un ejemplo con cifras reales.

La infraestructura y el equipamiento educativo, dijo, tienen un valor de 909,5 millones de dólares. En un plazo de 25 años –considerando una destrucción del 10 %, el pago de primas, el deducible y el valor efectivamente devuelto–, el Estado perdería 157,2 millones de dólares. Eso, según las cuentas de Espinosa.

El ministro tampoco coincide con la Contraloría en los niveles de responsabilidad que tendrían los funcionarios públicos a la hora de contratar una póliza de seguro.

Para esa entidad, los ministros son los responsables de cumplir y hacer cumplir las disposiciones legales. Para Espinosa, la contratación de los seguros no es responsabilidad suya, sino de los directores distritales.

Y por eso ofreció que “si se buscara sancionar injustamente a un director distrital por no contratar un seguro para todos los bienes, ahorrándole millones de dólares al Estado, personalmente me pondría al frente en su defensa, incluso en un juicio político”.

Ellos serán, además, los encargados de explicar a la Contraloría por qué contrataron seguros y por qué no lo hicieron. Por ahora, el ministro no sabe cuántos bienes educativos tienen seguro.