Menstruacion: mitos y verdades sobre el periodo

  Actualidad

Menstruacion: mitos y verdades sobre el periodo

Durante cuatro o seis días al mes (o más o menos, la duración varía), las mujeres sufren todos los estragos que traen consigo. Y si no bastara con esto, también deben soportar las creencias que caen en lo absurdo.

Quién no ha escuchado más de una vez que una mujer se libraba de la menstruación si se bañaba, porque el agua paraba el sangrado. O quién no recuerda las costumbres de las abuelas, quienes alejaban de las cocinas a sus hijas y nietas que estaban en su periodo, pues creían que este era el culpable de que la mayonesa se cortara. A pesar de que muchas de estas creencias fueron olvidadas, las nuevas generaciones inventaron otras y se difunden rápidamente a través de las redes sociales.

▶Lee: ¡Cuidado! El frío y el semen también producen alergia

Durante cuatro o seis días al mes (o más o menos, la duración varía), las mujeres sufren todos los estragos que traen consigo. Y si no bastara con esto, también deben soportar las creencias que caen en lo absurdo.

¿Cómo nacieron estos mitos?

Historiadores han revelado que desde el principio de la humanidad el hombre le temía a esta condición natural del cuerpo femenino. Los cazadores de la prehistoria le tenían terror a la sangre menstrual. Entre otras creencias, estaban convencidos de que su olor sería percibido por los animales depredadores y serían atacados por estos.

Hipócrates, considerado el padre de la Medicina, creía que la menstruación era la respuesta física del cuerpo de las mujeres, porque ellas son seres muy calientes. En la Edad Media se pensaba que las mujeres eran débiles por sangrar una vez al mes. Además, en esa misma época, se creía que esta hemorragia era por una mala digestión.

En el siglo I d.C., Plinio el Viejo escribió un capítulo sobre la menstruación en su libro Naturalis historia. En él se registraron los mitos más populares sobre el periodo que se expandieron a nivel mundial y que, hasta hoy, en varias regiones del mundo continúan vigentes. Por ejemplo, que el flujo menstrual hacía agrios los vinos, secaba las semillas y volvía opacos los espejos.

Tener sexo durante la menstruación evita el riesgo de embarazo: VERDAD

“Es verdad en la mayoría de las mujeres. Siempre y cuando el sangrado sea de menstruación, es decir, no equivocarnos de la posibilidad de sangrado por otras razones”, aclara el ginecólogo Washington Baca.

Es casi imposible que una mujer pueda embarazarse si mantiene relaciones sexuales mientras menstrúa; sin embargo, no hay que confiarse del todo: siempre existe un mínimo riesgo de que esto ocurra. “Por la pérdida del endometrio (membrana que recibe al embrión) no es probable, pero en casos muy extraños suele pasar porque la mujer estaba en un periodo de extraovulación”, explica Geoconda Mera, médico del Ministerio de Salud.

No se puede tener sexo durante el periodo: MITO

Los especialistas consultados por EXTRA concuerdan con que no hay ninguna contraindicación y tampoco está prohibido el coito durante el periodo menstrual.

No obstante, sí existe el riesgo de que los cólicos uterinos sean más dolorosos o aumenten el sangrado. El motivo: una sustancia que contiene el semen llamada prostaglandinas, y son las causantes de contracciones del útero.

Con la menstruación es imposible contraer una ITS: MITO

Con o sin el flujo menstrual todos corremos el riesgo de ser contagiados de una infección de transmisión sexual si no usamos un método de barrera. Incluso el riesgo aumenta por la exposición de la sangre.

“El cuello del útero se abre y desaparece la barrera natural que se llama moco cervical. Por lo tanto, la mujer que tiene relaciones sexuales (durante la menstruación) con un hombre que esté contagiado de infecciones bacterianas o virales, sí puede transmitir esa enfermedad”, detalla Baca.

Los médicos precisan que hay más probabilidades de contraer el virus del SIDA o hepatitis.

El síndrome premenstrual es un invento de las mujeres: MITO

Sí, esa tristeza que sientes de repente o esos antojos de chocolates son verdaderos y tienen un fundamento real. El síndrome premenstrual existe y se debe a los constantes cambios hormonales que las mujeres padecen a lo largo del mes. Por ello, unos días antes de que llegue la menstruación los cambios de humor son más notorios, explica Mera.

El síndrome premenstrual varía en cada mujer, pero generalmente, “viene acompañado de inflamación de las glándulas mamarias, hinchazón del vientre y dolor de cabeza”, añade la médico.

Las mujeres que están menstruando no deben ejercitarse: MITO

Cada persona y cada cuerpo es un mundo, por lo que realizar esta actividad depende del estilo de vida de la mujer. No está vetado el entrenamiento físico durante estos días, pero sí se recomienda que se baje la intensidad.

▶Lee: ¿Es bueno para la salud ’comerse a besos’ a la mascota?

Hay casos excepcionales, las chicas que no practican de forma habitual algún ejercicio físico, es preferible que descansen mientras termina su flujo menstrual. “Si nos estamos ejercitando la sangre circula más rápido, por lo tanto la sangre que llega al útero es más abundante y provoca más sangrado y más dolor”, explica Baca.

La menstruación provoca anemia: VERDAD

La respuesta es un rotundo sí. De acuerdo a los profesionales de salud consultados, la primera causa de esta enfermedad es la menstruación. Aunque la mujer tenga una buena dieta y condición física puede padecer anemia por la cantidad y duración del sangrado en la menstruación. Dependiendo de la gravedad del caso, este podría ser motivo para una intervención quirúrgica.

“El flujo abundante puede causar anemia crónica, por eso se recomienda que se tome hierro. Las pérdidas de sangre se miden por el número de toallas sanitarias o tampones usados, si hay más de cinco cambios, se considera como una gran pérdida de sangre”, declara Mera.

Las mujeres vírgenes no pueden usar tampones: MITO

Al ser el himen una membrana semipermeable, es decir, posee perforaciones por donde sale la sangre, es posible que no se rompa con un tampón si la mujer se lo coloca de forma adecuada. No obstante, es probable que este se rompa si no se lo aplica correctamente.

Todos estos mitos caen en una cultura popular sin fundamentos científicos y que perpetúan una imagen de impureza en la mujer en los días en los que ocurre la menstruación. Por esto, es importante que si se tiene alguna duda se consulte directamente con un profesional.

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html