Leonidas Iza apoya el plan del correísmo

  Actualidad

Leonidas Iza apoya el plan del correísmo

En la Asamblea, UNES busca los votos. En la Conaie ya se grita “Fuera Lasso”. A las bases no se les dijo que Correa impulsa el proceso

Iza- Conaie- Asamblea
Los seguidores de Iza estuvieron ayer en una Asamblea en la Casa de la Cultura en la que se discutieron los caminos que seguirá la protesta.Gustavo Guamán/EXPRESO

Un plan que parece haber estado bien engrasado. La Asamblea Nacional se reunirá esta misma tarde, desde las 18:00, para resolver el pedido de la bancada de Unión por la Esperanza (UNES) de activar la figura de la destitución presidencial establecida en la Constitución.

Pese a que el Legislativo no hace trabajo presencial, la recolección de 47 de las 46 firmas necesarias fue lograda en cuestión de minutos. Todas salieron del bloque correísta, que madrugó a anunciar que empezó la búsqueda de adhesiones y antes del mediodía entregó el pedido a la Secretaría de la Asamblea.

La justificación es que el país vive una situación de grave crisis política y conmoción interna provocada por el incumplimiento de las promesas de campaña. “El Gobierno Nacional en estos trece meses no ha podido enfrentar los graves problemas que tiene el Ecuador, por el contrario, los ha profundizado; ha incumplido los compromisos acordados con diversos sectores con los que se ha comprometido, como arroceros, bananeros, productores lácteos; así como las peticiones realizadas por el movimiento indígena y campesino; lo que provocó la convocatoria a movilizaciones en todo el territorio nacional que día a día (se) han ido incrementando”, sostienen.

Por eso, pretenden activar el artículo 130, numeral 2, de la Constitución, que indica que la Asamblea Nacional podrá destituir al presidente de la República por grave crisis política y conmoción interna.

WhatsApp Image 2022-06-24 at 4.18.18 PM

Lasso dice que policías y militares aplicarán el uso progresivo de la fuerza para "defender la democracia"

Leer más

Para eso se necesitan 92 votos, que hasta ayer no se alcanzaban. El correísmo tiene 47 votos, a los que muy probablemente se sumarán los de los seis disidentes de la Izquierda Democrática (ID). La otra facción de la ID, conformada por nueve legisladores, emitió ayer un comunicado en el que informó que no apoyará la muerte cruzada por considerar que no es la solución a los problemas del país y, más bien, agravará la situación de violencia y caos.

Ha sido solicitada a la Asamblea Nacional, (para) que puedan analizar y avanzar en el siguiente paso

Leonidas Iza,
​presidente de la Conaie

La asambleísta Wilma Andrade dijo ayer que jamás se prestarán para hacerle el juego a los que buscan la desestabilización. “Cambiar a un mandatario no resuelve los graves problemas del país y eso nos lo ha demostrado la historia. Exigimos, por supuesto, al Gobierno que cumpla las promesas de campaña, pero en democracia”, señaló.

En la misma línea se pronunció el Partido Social Cristiano (PSC), que suma 14 legisladores. En una carta firmada por el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot; el presidente del partido, Alfredo Serrano; y el jefe de bloque, Esteban Torres, se aseguró ayer que “tampoco es solución al momento político que atravesamos, el destituir al presidente de la República, por lo que no votaremos por ello”.

La oficialista Bancada del Acuerdo Nacional (BAN, con 25 votos) tampoco se unirá a este pedido. Y resta saber cómo actuarán los once independientes, entre los que está Fernando Villavicencio, que ya se han manifestado en contra.

La gran incógnita es Pachakutik. Ayer en la tarima del Ágora de la Casa de la Cultura, junto a Leonidas Iza, aparecieron legisladores como Darwin Pereira, Dina Farinango, Mario Ruiz, Fernando Cabascango, Salvador Maita, Mireya Pazmiño y Peter Calo. Este último fue parte de la comisión que destituyó de la presidencia a Guadalupe Llori.

Iza fue cauto y, aunque la muchedumbre le pedía que grite “Fuera Lasso, fuera”, no lo hizo y se guardó sus palabras. “Hay un clamor instalado en este momento, compañeros y compañeras. El presidente de la República, al no escuchar estos diez puntos, entonces ha sido solicitada a la Asamblea Nacional que pueda analizar y avanzar en el siguiente paso”, fue todo lo que comentó.

Pese a los malabares dialécticos de Iza, la decisión de la Conaie de avanzar con el plan del correísmo y sacar a Lasso bajo el argumento de que el país vive una grave conmoción social causada por las protestas indígenas, quedó en evidencia por dos hechos.

Primero, por la presencia de los asambleístas rebeldes de Pachakutik. “Estamos aquí y voy a plantear tres cosas. Primero pido al presidente de la Asamblea que se autoconvoque una sesión inmediata. Dos, pido que se trate de urgencia el artículo 130.2 de la Constitución. Y finalmente, quiero ver a los 137 asambleístas si van a votar a favor del pueblo o van a defender a este corrupto, a este nefasto Gobierno. Si por eso tiene que darse la muerte cruzada, que se dé”, manifestó Calo.

Lo único que buscaba era engañar a sus bases y usurpar el Gobierno constituido

Guillermo Lasso,
​presidente de la República

Pidió que los 27 asambleístas de Pachakutik se presenten en la Asamblea de Pueblos y den a conocer cuál será su voto. Tres dirigentes indígenas fueron más sinceros. Ellos dijeron que la Conaie sesionó hasta la medianoche del jueves 23 de junio y que se decidió apoyar el plan de Rafael Correa. “Pido que lea la resolución que se sacó ayer en la reunión. En ese sentido tenemos la propuesta directa, vamos a presentar en la Asamblea Nacional para que firme la muerte cruzada”, dijo uno de los líderes.

QUITO

Paro nacional: una respuesta del Gobierno sin resonancia en la dirigencia de la Conaie

Leer más

Un tercer hecho sobre la unión del correísmo con Leonidas Iza es su presencia no solo en las marchas o en las redes de abastecimiento de alimentos, sino también compartiendo tarima. El activista correísta Klever Chalá, cercano de Paola Pabón, fue uno de los dirigentes presentes en la tarima de la Casa de la Cultura. En días pasados arengaba en redes sociales a que la gente saliera a la protesta.

En la tarde, el presidente Lasso emitió un mensaje en el que dijo que pese a reunirse con delegados de Iza la tarde del jueves y llegar a un consenso, estos primeros acuerdos fueron incumplidos. Dijo que al dirigente indígena se le escapó el control de las protestas de las manos y que la Policía y las Fuerzas Armadas harán uso progresivo de la fuerza para controlar a los vándalos infiltrados.

Hizo un llamado para que los indígenas que fueron traídos a Quito “con engaños”, regresen a sus comunidades para que de esta manera precautelen su seguridad y la de sus familias.