El hijo unico

  Actualidad

El hijo unico

Desde bebés fomente la independencia en ellos, que aprendan a comer, a caminar y hacer deberes por sí mismos.

El niño se siente muy amado. No hay cabida para los celos.

“¿Solo tiene unito?”. Tania detesta oír aquella pregunta que viene con sonido de lástima. Y sí, efectivamente, junto a su esposo acordaron tener solamente un hijo porque durante el parto ella presentó serias complicaciones y el nacimiento de Manuelito fue todo un milagro. Y es que los problemas de salud tanto en la mamá como en el bebé son factores que pueden influir en esta decisión, al igual que el financiero, ya que aspiran a darle una buena educación y estilo de vida.

Cristina Suárez Huerta, licenciada en Educación Inicial con mención en Psicopedagogía, y Lenín Mora, psicólogo clínico, detallan los pros y contras de esta decisión.

Ventajas

-Los padres están más atentos a su desarrollo, verifican que todo esté bien, se informan, leen.

-No existe la presencia del hijo favorito, ni hay espacio para peleas entre hermanos.

-El niño se siente muy amado. No hay cabida para los celos.

-Es probable que maduren un poco antes de tiempo, porque se relacionan con adultos desde pequeños.

-Pueden ofrecerle educación, vestuario, salud, entre otros recursos, de calidad.

▶ Lee también: Qué hacer si no me gusta la pareja de mi hijo

Desventajas

-Muchas veces los padres tienden a la sobreprotección y se muestran ansiosos en los momentos de separación.

-Si el niño no se interrelaciona con otros menores, su socialización se verá afectada. Suelen cuestionarse por qué están solos y los demás no.

-Pueden volverse egocéntricos, ya que son el centro de atención de sus padres, todo es para ellos, por lo que les cuesta compartir.

-Suelen llenarlos de cosas materiales innecesarias y caras.

Recomendaciones

-Desde bebés fomente la independencia en ellos, que aprendan a comer, a caminar y hacer deberes por sí mismos. Ellos serán adultos y no es conveniente que forme sujetos engreídos, flojos, groseros y quemeimportistas, aconseja Suárez.

-Déjelo descubrir el mundo. Que aprenda haciendo, y pueda desarrollar sus propias conclusiones, sugiere Mora, quien recuerda que un niño muy protegido y sin habilidades sociales es presa de los abusadores.

-Los límites. Que tanto la pareja como el niño tengan sus actividades independientes.