El fallo deja en ‘jaque’ a la gestion de Ochoa

  Actualidad

El fallo deja en ‘jaque’ a la gestion de Ochoa

Las resoluciones administrativas que emite la Supercom pueden ser impugnadas judicialmente.

Diligencia. Elsa Quispe intendenta Jurídica de la Supercom, ayer durante la audiencia de acción de protección.

Casi nadie había logrado una victoria judicial en contra de la Superintendencia de Comunicación (Supercom). Pero la jueza Lucila Gómez marcó la diferencia.

Por primera vez el superintendente Carlos Ochoa fue señalado por incumplir el debido proceso y condenado a pedir disculpas a un medio de comunicación: Teleamazonas.

El canal ganó una acción de protección y el reconocimiento que en el último procedimiento que sancionó al canal al pago del 10 % de su facturación ($ 200.000) por no difundir un vídeo con una réplica, Ochoa no podía ser juez y parte.

Por eso, el fallo es considerado un precedente que no solo le beneficia a dicho medio, “sino a todos los medios que hemos sido deliberadamente perseguidos por un organismo inquisidor, que de la forma más aberrante se dedicó a infundir miedo y satanizar el periodismo”, señala Pablo Rojas, abogado de Ecuavisa.

El defensor señala que a Ochoa, lo que menos le importa, contrariamente a lo que él dice, es la Ley de Comunicación. Eso, dice Rojas, hizo que prefiera irse por la vía política, antes que por la vía jurídica en cuanto a la sustanciación de los procedimientos administrativos que se ventilaron en contra de los medios independientes.

El abogado cree que Ochoa no midió que dichas actuaciones se le podrían revertir. Rojas señala que como responsable Ochoa deberá reparar íntegramente a todos los que afectó con sus decisiones administrativas que considera carentes de lógica jurídica al inobservar entre otros, el debido proceso. Se le tendrá que aplicar el derecho de repetición, agrega.

Al momento Ecuavisa tiene una sanción por una réplica que se ventila en el Tribunal Contencioso Administrativo.

Pedro Valverde es el abogado de El Universo. Considera que lo actuado por Ochoa ha sido ilegal e inconstitucional, comenzando por su designación.

Asegura que “sin la complicidad de la dictadura que nos gobernó 10 años, jamás habrían tenido cabida sus resoluciones. Las funciones Judicial y Constitucional estuvieron captadas por el correato, mientras duró”, expresa.

Reconoce que hoy las funciones “actúan libres y complacientes con el actual Gobierno, que ha demostrado su vocación democrática y de respeto a la libertad de expresión”. El Universo ha tenido más de 10 casos, un fallo favorable y tiene seis activos en la Función Judicial.

Valverde reflexiona sobre el caso de Teleamazonas. La jueza constitucional (encargada de administrar justicia) falló a favor del canal pero la sentencia no se ejecuta mientras la apelación de Ochoa no sea resuelta.

En cambio recuerda que las resoluciones de Ochoa (que no es juez) sí se ejecutan a pesar de que el sancionado apele ante la justicia. “Es decir, las resoluciones de Ochoa tienen más fuerza que las de un juez”, reitera.

Santiago Guarderas, abogado de La Hora, opina que el fallo en efecto, tendrá efectos en la futura actuación de Ochoa quien ya no procesará ‘suelto de huesos’ en los eventuales procedimientos que instaure. Añade que habría que analizar los tipos penales en que se quiere encuadrar su actuación. La Supercom aclaró que todos los trámites administrativos se dan en el marco del debido proceso.