Elección en la Asamblea: Una nueva mayoría se erige bajo un velo de sospecha

  Actualidad

Elección en la Asamblea: Una nueva mayoría se erige bajo un velo de sospecha

La Asamblea Nacional arranca su período. El Partido Social Cristiano llega como favorito para alzarse con la Presidencia acercándose con el correísmo

ASAMBLEA NACIONAL
La sede de la Asamblea Nacional recibirá a los nuevos legisladores.HENRY LAPO / EXPRESO

De luna de miel. El matrimonio de una nueva mayoría en la Asamblea Nacional se consuma hoy cuando la elección del nuevo titular de la Presidencia del Legislativo, de las dos vicepresidencias y las cuatro vocalías en el Consejo de Administración Legislativa (CAL) devele los protagonistas de estas nupcias.

Rohon- PSC- Unes

¿Se queda o se va? César Rohon aclara cuál es su situación en el Partido Social Cristiano

Leer más

Las negociaciones de último momento vaticinan una naciente mayoría, superior a los 80 votos, entre las bancadas de la alianza Unión por la Esperanza (UNES, que aglutina a los afines al correísmo), el Partido Social Cristiano (PSC), algunos del grupo de minorías y a la que podría sumarse el movimiento CREO. El objetivo es que un legislador de esta segunda organización política, aliada electoral del presidente electo, Guillermo Lasso, alcance la Presidencia del Legislativo y el nombre que encabeza la lista de sus candidatos es Henry Kronfle.

La bancada Minka por la Justicia Social y la Libertad, integrada por el movimiento Pachakutik y la Izquierda Democrática (ID), parece ver cada vez más lejana la posibilidad de que sea uno de sus dos aspirantes quien encabece el Legislativo, al ver trastocado su acercamiento con UNES que, entre otras condiciones, solicitó que cambien a sus candidatos presidenciales, ambos perseguidos en su momento por el correísmo.

Hasta ahí lo que se vislumbra suceda hoy, pero todo puede cambiar hasta el último minuto antes de la votación y para muestra los últimos movimientos horas antes de la instalación: Salvador Quishpe está dispuesto a declinar su postulación a presidir la Asamblea Nacional y César Rohon amenaza con dejar el PSC si continúa el pacto con el correísmo.

La alianza correísta, en este proceso de varios días de negociación, se ubicó en la zona de confort que le dan sus 49 legisladores. Pese a la legítima aspiración que tiene, al ser la primera fuerza política, parece no interesarle el sillón de la Presidencia. ¿Qué le interesa? Aparte de la agenda legislativa, es público que lo que busca es la conformación de una comisión de la verdad que revise las decisiones judiciales que han sentenciado, entre otros, a sus principales figuras: el expresidente Rafael Correa, prófugo de la justicia por el delito de cohecho, y el exvicepresidente Jorge Glas, bajo prisión por asociación ilícita y cohecho.

La pregunta en el aire es: ¿cuál de las dos aspiraciones, PSC o Pachakutik, está dispuesta a pagar este precio a cambio de votos? “No hay impunidad, ni persecución. En la Asamblea, en el acuerdo legislativo que tenemos que presentar al pueblo, de qué comisión de la verdad que se menciona puede existir... No cabe. No existe. No vamos a interferir en ningún poder del Estado. No puede haber impunidad”, comentó Henry Kronfle, coordinador del bloque del PSC. “Con UNES hay algunas coincidencias, pero hay cosas que nos separan, como la persecución de los 14 años a los luchadores sociales y nadie se va a olvidar de eso… Y si es que quieren la comisión de la verdad, que no haya más persecución y que le liberen a sus detenidos, eso no depende de la Asamblea Nacional, sino del Ejecutivo y seguramente acordaron esos puntos que ahora hay esa unidad que han difundido”, es la postura de la subcoordinadora nacional de Pachakutik, Cecilia Velasque.

6 de cada 10 ecuatorianos califican como mala y pésima la gestión del Legislativo saliente.

Hoy tienen la primera gran decisión. En la que se verá su capacidad de llegar a acuerdos sin sobrepasar las tan mencionadas líneas rojas. El PSC y CREO buscan la gobernabilidad de la futura administración. Pachakutik e ID no rehuyen a esa consigna, pero no a costa de la privatización de empresas o servicios públicos o concesiones mineras y petroleras que afecten el medio ambiente.

La elección de las dignidades de la Asamblea Nacional dará, además, luces de cuál será su norte dentro de los próximos dos años hasta su renovación, las bancadas que han formado una probablemente efímera mayoría, saldrán a la luz los acuerdos y las concesiones.

OMAR CEVALLOS

Pachakutik sufre su primera baja a dos días de que se instale la nueva Asamblea

Leer más

También se pondrá a prueba la capacidad de este nuevo Legislativo de dar respuesta a las promesas del presidente electo Lasso, que fueron acogidas por más de 4,6 millones de votantes y que estén dentro de su cancha. Las reformas tributarias, por ejemplo, serán una de ellas. Reducir los impuestos es la promesa general del futuro primer mandatario, pero aún no se conocen los detalles o matices del documento, que podrían provocar puntos encontrados entre los legisladores.

El nuevo Legislativo deberá también retomar la tarea pendiente en Fiscalización. Algunos procesos están en agenda, a los que se sumarán los que vendrán. De acuerdo a un informe de gestión de la Asamblea saliente, elaborado por la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, aún no tienen resolución de la Comisión de Fiscalización los juicios políticos en contra de Christian Cruz, exsuperintendente de Bancos; Gustavo Jalkh y cuatro vocales del Consejo de la Judicatura; Rubén Flores, exministro de Agricultura, y dos solicitudes en contra de Richard Martínez, exministro de Finanzas. A la que debe adherirse la calificación del juicio político al actual ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, René Ortiz.

No será la marcha nupcial sino el Himno Nacional con el que empezará el camino de esta unión. Solo el tiempo dirá si la luna de miel durará o el encanto terminará en divorcio.

Menos mujeres que en la Legislatura saliente

Aunque la diferencia es mínima en comparación con la Asamblea Nacional saliente, no deja de llamar la atención la reducción en la presencia de mujeres en el Legislativo que inicia hoy sus funciones. Son 52 mujeres las que asumen sus curules como legisladoras principales frente a 56 que dejan estos espacios.

Las reformas al Código de la Democracia, aprobadas a finales de 2019, establecen la obligatoriedad de las organizaciones políticas de cumplir un porcentaje de presencia femenina en las cabezas de listas de dignidades de elección pluripersonal. En el comicio que acaba de culminar era mandatorio cumplir con la presencia de mujeres en el 15 % de las listas. Para las elecciones seccionales de 2023 será obligatorio cumplir con el 30 %; y para las próximas elecciones legislativas, el 50 %, de acuerdo a la tercera disposición transitoria de las modificaciones a la ley.

La alianza Unión por la Esperanza, a diferencia del resto de bancadas, es la única en este período legislativo que tiene más mujeres que hombres: 25 mujeres y 24 hombres.

El resto de bloques tiene una presencia mayoritaria de hombres, pero con una ligera diferencia. La Izquierda Democrática cuenta con 11 hombres y 7 mujeres; el Partido Social Cristiano, con 11 hombres y 6 mujeres; Pachakutik, con 16 hombres y 10 mujeres; y el movimiento CREO, con 9 hombres y 3 mujeres. La diferencia es mayor en el grupo de las minorías. Solo una mujer entre 14 hombres.