La elaboracion de instrumentos de cuerda, un oficio ancestral en Tisaleo

  Actualidad

La elaboracion de instrumentos de cuerda, un oficio ancestral en Tisaleo

En las festividades los pedidos aumentan en los talleres artesanales.

Mario Salinas, en su taller elabora variedades de tamaños de guitarras.

La tradición se remonta a más de cien años en este sector de la provincia de Tungurahua. Los artesanos han heredado la destreza de convertir los pedazos de madera en delicadas guitarras donde los profesionales de la música “sacan las melodías más dulces que llegan al alma”, como define Mesías Ramírez, de 67 años.

Es uno de los antiguos artesanos que ha formado con sus manos instrumentos que han recorrido el país y el exterior en manos de variados artistas.

Ahora solo trabaja mediante pedidos. Asegura Mesías, que un buen trabajo demanda de mucho tiempo y dedicación. En cada requinto puede tardarse hasta un mes. Habita en el barrio El Calvario donde todos sus vecinos conocen de su labor.

“Esta actividad junto a la agricultura y ganadería, es de la más importante en el cantón y la provincia”, menciona.

Asegura que para sacar las mejores melodías de un requinto se debe adquirir la madera adecuada. Trabaja con el capulí, jacarandá, clavellín, ébano y pino. El proceso continúa con el secado del material que tarda unos siete días, luego se define la forma de la guitarra, se la corta y se colocan los detalles que pida el cliente.

En Tisaleo existen varios talleres. Entre los artesanos más reconocidos sobresalen: Mario Salinas, Fernando Culqui, Santiago Carvajal, Segundo Martínez y Saúl Núñez, dice Víctor Hugo Navas, historiador del cantón.

Mesías argumenta que su trabajo es garantizado, porque a más elaborarlas también las afina, pues desde niño aprendió a tocar los requintos.

Los pedidos aumentan tres meses antes de las festividades ancestrales de Santa Lucía en octubre. Muchos de los artesanos han salido a otras ciudades donde continúan sus actividades, cuando en su ciudad baja la demanda del instrumento, aseguró Mesías.

El alcalde de Tisaleo, Rodrigo Garcés, define que “las guitarras son la insignia de Tisaleo.

Es la muestra cultural y ancestral de las raíces del cantón”, manifestó.