Las diferencias entre las barras energeticas, proteicas y digestivas

  Actualidad

Las diferencias entre las barras energeticas, proteicas y digestivas

Dentro del mundo nutricional existen tres tipos de barras: energéticas, proteicas y digestivas, y cada una de estas tiene un objetivo peculiar en la salud: recargar el nivel de energía, aumentar la masa muscular o mejorar la digestión, respectivamente.

Son una deliciosa y rápida opción de snack, tienen una alta capacidad saciante y su textura es suave.

Dentro del mundo nutricional existen tres tipos de barras: energéticas, proteicas y digestivas, y cada una de estas tiene un objetivo peculiar en la salud: recargar el nivel de energía, aumentar la masa muscular o mejorar la digestión, respectivamente. Son una deliciosa y rápida opción de snack, tienen una alta capacidad saciante y su textura es suave. ¿Pero, cuál elegir? La nutricionista Ángela Dau detalla sus diferencias:

Tipos

-Las energéticas, como lo dice su nombre, se enfocan en aumentar inmediatamente la energía de quien las consume. Del 50 al 70 % de la barra está compuesto de carbohidratos simples o compuestos, como el maíz, soja, avena, trigo, frutas deshidratadas y frutos secos. Luego predominan la azúcar y la sal y en menor cantidad se encuentran las proteínas y grasas. Tienen desde 90 a 350 calorías.
Se recomiendan principalmente como un complemento para personas que tienen un desgaste físico cardiovascular prolongado o intenso, como correr un triatlón, maratón o practicar ciclismo. Son una buena opción también para largas jornadas laborales o estudiantiles.

▶ Lee también: Dieta cetogénica: ¿realmente funciona?

-Las proteicas están destinadas a aumentar y conservar la masa muscular para quienes realicen deportes de fuerza o levanten pesas. El 50 % de estas barras está compuesto por proteína proveniente principalmente del suero de leche. Eso sí, la nutricionista recalca que para darles un sabor dulce se les suele añadir una alta cantidad de azúcar, por lo que alcanzan hasta las 500 calorías.
Como tienen un bajo aporte de carbohidratos, las pueden consumir las personas en plan de pérdida de grasa como un snack entre comidas. Otros de sus ingredientes son el amaranto, chocho, garbanzo y arvejas.

-Las digestivas contienen semillas y frutas deshidratadas como pitahaya, papaya, melón o banano, que ayudan a las personas con estreñimiento crónico o agudo. Son una opción para pacientes con intolerancia o alergia a la lactosa, soja o huevo. Tienen entre 120 y 200 calorías.

- Las personas diabéticas, con diástasis renales o con trastornos en el metabolismo primero deben consultar con sus médicos si las pueden consumir, por su alto aporte de azúcar.

- No deben remplazar una comida completa.

- Se recomienda comer de una a dos barras a la semana.