Actualidad

El control se amplia por cobros indebidos

Las quejas se recibirán al 1800-Indebidos. La banca dice estar dispuesta a colaborar.

El control se amplía por cobros indebidos

Una denuncia que, esta vez encontró eco en la Presidencia de la República. El control para evitar el cobro indebido por servicios asociados a las cuentas bancarias o tarjetas de crédito subió al tope de prioridades de los encargados de la vigilancia del sector financiero y empresarial.

Se anunciaron medidas para devolver el dinero a los afectados e incluso posibles sanciones.

Desde hoy, por ejemplo, está operativa la línea telefónica 1800-Indebidos. Allí se recibirán todas las denuncias por cobros realizados sin la autorización expresa del titular de la cuenta.

Esas quejas se canalizarán hacia la Superintendencia de Bancos, explicó su titular (e) Juan Carlos Novoa, para su revisión, caso por caso. Según la norma vigente, la Superintendencia puede ordenar la suspensión de cobros en cinco casos: cuando no corresponda a un servicio prestado, cuando la información no haya sido previamente pactada con el cliente, cuando corresponda a un servicio financiero básico, cuando no ha sido autorizado y cuando las condiciones del cobro no hubieren sido previamente divulgadas.

Si alguna de estas causales se cumple, las entidades financieras deberán devolver el dinero cobrado indebidamente.

Según Novoa, los reclamos también se reciben por la página web institucional o en las oficinas de la institución.

Aunque el caso de los cobros indebidos saltó a escena por una denuncia que se viralizó en redes sociales, el superintendente (en funciones del 2 de agosto) aseguró que el control es permanente. Contó, por ejemplo, que envió tres circulares al sistema financiero sobre la naturaleza de los cobros y recordando las sanciones por una falta que se considera grave.

Pero además se tomaron dos nuevas medidas: las entidades financieras tendrán que informar sobre todos los reclamos que hayan recibido y la Super iniciará una auditoría in situ, dijo el funcionario, para determinar cómo se han hecho los cobros.

Aunque no tenía cifras a la mano (dijo que las estaban consolidando para presentarlas en la Asamblea), Novoa aseguró que permanentemente se tramitan reclamos administrativos. La mayor parte de quejas tiene que ver con cobros no autorizados.

Estas acciones de control, contó, fueron discutidas en el Palacio de Carondelet. Y, al parecer, la conversación se extendió a otros actores. El presidente Lenín Moreno, en un evento en el sur de Quito, exhortó a las superintendencias de Bancos, Compañías y de Economía Popular para que “oficien las mejores acciones para que el dinero sea devuelto”. También pidió que las “compañías que hayan incurrido en este error sean sancionadas”.

Y aunque era un secreto a voces, Moreno aseguró que recién se enteraba de la existencia de cobros indebidos. Y aprovechó para echar parte de la culpa al anterior Gobierno que no tuvo, dijo, la precaución de evitar que se hagan estos pagos.

Contrapunto

Desgravamen, necesario

Hay seguros obligatorios que por ley deben ser contratados. Según los bancos, uno de ellos es el “desgravamen” en créditos de vivienda, consumo, educativo. Eso significa que ante la muerte del deudor su familia no deberá pagar la deuda. La paga el seguro.

Autorizaciones dudosas

Los cobros que sin autorización expresa del cliente hacen los bancos, es lo que ha generado la reacción de estos. A través de los call center muchas empresas de servicios necesitan solo de un “sí” para pedir el débito de una cuenta, lo cual es ilegal.

Reacciones

Pichincha

Si el cliente no acepta, devuelve

El presidente del banco, Antonio Acosta, aclara que en los seguros obligatorios, que por ley deben ser contratados como el de “desgravamen” en créditos de vivienda, consumo, educativo, etc., el cliente puede escoger a quien le preste el servicio. “En aquellos seguros o asistencias voluntarias en los que exista un reclamo y los proveedores del servicio no puedan probar la aceptación del cliente, procederemos a devolver inmediatamente el valor debitado durante la vigencia de la póliza”.

Pacífico

Somos un medio de cobro

La Corporación Financiera Nacional, accionista del banco, dijo que este no es un prestador de servicios de seguros ni asistencias. “Tan solo es el medio de cobro para procesar este tipo de transacciones de terceros; ponemos a disposición nuestras oficinas para revisar las consultas e inquietudes que tengan nuestros clientes sobre este proceso e inclusive la cancelación de los mismos. En caso de que exista un reclamo y los proveedores de servicios no puedan demostrar la aceptación, procederemos a devolver inmediatamente el valor debitado”. GLC

html