Actualidad

Colombia prepara indultos a las FARC tras ratificar la paz

Colombia enfrenta desde ayer el reto de poner en marcha el pacto de paz con la guerrilla FARC, renegociado tras el fracaso del acuerdo original en un plebiscito y refrendado la víspera en el Congreso.

Tras la venia del Congreso, aguardan a que Corte apruebe la “vía rápida” para  implementar acuerdos.

Colombia enfrenta desde ayer el reto de poner en marcha el pacto de paz con la guerrilla FARC, renegociado tras el fracaso del acuerdo original en un plebiscito y refrendado la víspera en el Congreso.

“Lo que viene ahora es la implementación de este acuerdo (...) Tenemos un enorme desafío”, dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, luego de la ratificación parlamentaria del documento, celebrada por la ONU y otros organismos internacionales.

En esta etapa, el Congreso, donde el presidente Juan Manuel Santos cuenta con mayoría, será una vez más escenario clave para consolidar la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras más de medio siglo de conflicto armado.

Allí será presentada la próxima semana la ley de amnistía para los guerrilleros, acordada en las negociaciones. Además, Cristo dijo que se enviará un paquete legislativo que incluye un proyecto sobre la participación política de los guerrilleros. Las FARC cuentan actualmente con 5.765 combatientes.

Para la pronta validación de las iniciativas relacionadas con la paz, el Gobierno espera contar con un mecanismo de aprobación rápida (“fast track”), sobre el cual aún debe pronunciarse la Corte Constitucional.

“Se está procediendo a preparar un primer paquete de indultos (a quienes hayan cometido delitos políticos), entre tanto se presenta la ley de amnistía y se da todo el trámite legislativo”, dijo el alto comisionado para la paz del Gobierno, Sergio Jaramillo.

El texto fue aprobado sin cambios el martes y miércoles tras sesiones en el Senado y la Cámara de Representantes.

La oposición, liderada por el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, optó por no participar en las votaciones, al considerar que el Congreso “no puede suplantar” el pronunciamiento popular de las urnas.

Los uribistas también rechazan el pacto en general, pues creen que permite la “impunidad total” y otorga elegibilidad política a guerrilleros culpables de crímenes atroces antes de que cumplan sus penas.

El Gobierno insiste en que las FARC deberán comenzar a movilizarse en cinco días hacia las 27 zonas donde se concentrarán para dejar progresivamente sus armas bajo la supervisión de Naciones Unidas. Sin embargo, la guerrilla ha dicho que para ello debe estar primero aprobada la amnistía.

Jaramillo respondió ayer a ese planteamiento: “Las FARC no pueden introducir nuevas condiciones al acuerdo”, afirmó, recordando que, en todo caso, según el texto, todos los guerrilleros deberán estar máximo a fines de diciembre en las zonas de concentración.

ELN

Murió una menor por balón-bomba

Una niña indígena murió en el departamento colombiano de Chocó, luego de que activara accidentalmente un artefacto explosivo oculto en un balón e instalado por el ELN, informaron el miércoles las autoridades.

El Gobierno colombiano anunció el miércoles que los diálogos con el ELN continuarán el 10 de enero de 2017, “para concretar la fecha de instalación en la mesa pública”.

En un comunicado se especifica que Quito será la sede de las mesas y que se espera la liberación de Odín Sánchez (excongresista secuestrado).