Actualidad

Por buen camino

Ella va por buen camino. El reto de Ángela Tenorio es ubicarse entre las cinco mejores atletas del mundo, en los 100 metros lisos. Para la ecuatoriana más rápida fueron halagadores los resultados que consiguió en el 2016.

Preparación. La velocista Ángela Tenorio retomó los entrenamientos con miras a la próxima temporada. La múltiple campeona nacional e internacional viene trabajando en reacondicionamiento físico.

Ella va por buen camino. El reto de Ángela Tenorio es ubicarse entre las cinco mejores atletas del mundo, en los 100 metros lisos.

Para la ecuatoriana más rápida fueron halagadores los resultados que consiguió en el 2016.

Con 20 años, la carismática deportista compitió en sus primeros Juegos Olímpicos. Terminó en el puesto 13 en Río 2016, en su especialidad. Fue eliminada en las semifinales con un tiempo de 11.14.

Su entrenador Nelson Gutiérrez indicó que no fue un año de progresos en cuanto a marcas. Lo que se buscó fue la estabilidad en sus tiempos. Esto por su edad. “Siempre cuando se pasa de la adolescencia a la etapa adulta, hay una estabilidad en el desarrollo fisiológico”, explicó a este Diario el técnico cubano. Él viene trabajando con Tenorio, desde hace seis años.

El objetivo era llegar a la final de los 100 metros planos en los Olímpicos de Río. Según Gutiérrez, fue muy complicada. ¿La razón? En esta ocasión la final fue la más rápida de toda la historia de las Olimpiadas y campeonatos mundiales.

“A pesar que Ángela tuvo un buen resultado, pero no nos quedamos satisfechos”, añadió.

Además, Tenorio pasó con buena nota su experiencia en un Mundial Bajo Techo, en Estados Unidos. Aquí corrió por primera vez los 60 metros planos. Se ubicó en el puesto 12 en el mundo.

De acuerdo al balance del técnico Gutiérrez, esta experiencia no les ayudó como esperaban. Se ganó en mejorar la aceleración y la velocidad de reacción. Pero se interrumpió todo el trabajo de resistencia especial.

“Llegó en un momento que Ángela me decía: veo la distancia de los 100 metros muy larga y los 200 infinito”, contó.

Eso sucedía porque la preparación al comienzo fue marcada para una carrera que dura siete segundos como los 60 metros. “Se creó una defensa de su organismo, porque es más fácil correr 60 metros que 100”, añadió.

Ángela Tenorio recuperó su resistencia y luego ganó la medalla de oro en el Iberoamericano en Brasil. Puso un tiempo 11.39. En el World Challenger de Jamaica mejoró su tiempo e hizo 11.15 en los 100 metros lisos. Este es su mejor registro de la temporada.

Antes de los Juegos Olímpicos de Río, la atleta oriunda de Sucumbíos, Amazonía, compitió en Italia, Francia y España.

Su tiempo promedio de carrera del año fue de 11.15.

Su mejor marca es 10.99. Lo consiguió siendo juvenil en los Juegos Panamericanos de Toronto en el 2015, donde ganó la medalla de plata.

Tenorio aseguró que todo es un proceso. “Los deportistas no somos unas máquinas. Si hoy ponemos 10.99, mañana debemos hacer 10.80. Si fuera así, muchos fuéramos campeones del mundo. Esto es un proceso. Lo importante es que cada año he ido mejorando”, dijo.

Gutiérrez: “Las cosas serán más exigentes”

En el 2017 las cosas serán más exigentes para Ángela Tenorio, anticipa el técnico Nelson Gutiérrez.

Según él, ahora hay 30 mujeres en el mundo que corren los 100 metros por debajo de 11.20.

Ángela debe primero confirmar su supremacía en Sudamérica y convertirse en la mejor atleta en el área panamericana. Su segundo desafío es clasificar al Mundial de Atletismo de Londres. La marca exigida es de 11.26.

“Las marcas requeridas se han bajado mucho por el crecimiento de la prueba. Estamos pensando que clasificar a Tokio 2020 esté alrededor de los 11.20. Es una locura”, indicó el estratega cubano.

Tenorio buscará el próximo año consolidar el trabajo para lograr y estabilizar la marca de 11.10. Para ello, retomó los entrenamientos.

Tenorio tiene tranquilidad fuera de la pista

Ángela Tenorio tiene razones para sonreír. A su exitosa campaña deportiva se suma la tranquilidad económica que le permite dedicarse de lleno al entrenamiento.

Ella está contando los días para mudarse a su moderno departamento, que le entregó la Mutualista Pichincha por su destacada trayectoria deportiva. La vivienda está ubicada en la zona centro-norte de la capital.

“Estoy acabando de amoblarlo y si no hay ningún contratiempo, creo que el próximo año estrenaré casa nueva”, dijo emocionada la atleta a EXPRESO, antes de iniciar el entrenamiento.

Ahora vive con una de sus hermanas en El Condado, en el norte de la ciudad.

Asegura que no tiene inconvenientes para trasladarse todos los días a entrenar en la pista de Los Chasquis, en La Vicentina. Tenorio adquirió, hace poco, un vehículo y llega al volante del Hyundai Accent de color blanco a la pista.

“Gracias a Dios las cosas se me han facilitado. Ahora en lo único que me preocupo es en prepararme”, sostuvo.

Otro motivo de su felicidad es que comenzó a estudiar Comunicación Social. Lo hace en línea. “Es un paso más que he dado. Quiero ser periodista de deportes”, dijo.