Agustin Zimmermann: “En Ecuador son una epidemia el sobrepeso y la obesidad”

  Actualidad

Agustin Zimmermann: “En Ecuador son una epidemia el sobrepeso y la obesidad”

El trabajo entre la FAO y el Gobierno en la climatización inteligente de la ganadería ha beneficiado a más de 1.000 productores en 32.000 hectáreas

Agustin Zimmerman fue nombrado como es el representante de la FAO en Ecuador el pasado 09 de julio de 2019.

Llegó el 10 de junio pasado desde la sede de la FAO, en Roma, donde estuvo los últimos 12 años en el gabinete del director general. Agustín Zimmerman, argentino con carrera diplomática, enfrenta un nuevo reto como representante en Ecuador.

- La seguridad alimentaria es prioridad para la FAO. ¿Cuáles son sus planes en Ecuador?

- LA FAO es una agencia de las Naciones Unidas compuesta por 194 Estados miembros y tiene oficinas en 130 países. El mandato central es lograr erradicar el hambre y la malnutrición. También tiene un mandato en la agricultura

- ¿La FAO es independiente de los Gobiernos?

- Sí. La FAO, como agencia especializada, tiene incluso sus propios órganos rectores. Tenemos tres pilares: seguridad alimentaria y nutricional, desarrollo rural, y gestión de los recursos naturales. Las contrapartes son las diferencias agencias (en este caso) del Gobierno ecuatoriano, entre ellas los ministerios de Agricultura, Ambiente, Salud, Educación y otros actores del sector privado, sociedad civil, la academia.

- En el marco de la seguridad alimentaria, ¿cuál es la situación de Ecuador?

- Hay un problema de lo que llamamos la doble cara de la malnutrición, porque subsisten o coexisten al mismo tiempo el hambre con la obesidad. En términos de Ecuador, también esto se ve muy claramente. Las cifras que tenemos es que hoy en día en Ecuador la desnutrición crónica, la gente que no alcanza el nivel de calorías que necesita ingerir para llevar una vida sana, es el 23,9 % de la población. Eso es muy, muy alto, incluso muy por encima de la media de América Latina y el Caribe.

▶ Lee también: Unicef: La situación de la niñez en el Ecuador aún es preocupante

- Es un problema importante.

- Estamos buscando cómo erradicar la malnutrición. En Ecuador, en adultos, la gente con sobrepeso u obesidad ronda el 60 %. Esto tiene costos muy altos porque son causas de una serie de enfermedades como diabetes, hipertensión, que imponen una carga importante al sistema sanitario y de salud.

- Tiene un impacto en los gastos en salud del Gobierno y también en las empresas privadas.

- Son costos económicos importantes. Son una epidemia el sobrepeso y la obesidad.

- Se está trabajando en el desarrollo de la climatización inteligente de hatos ganaderos. ¿Cuáles son los avances?

- La ganadería climáticamente inteligente es básicamente una forma de producción sostenible. Hoy en día la ganadería es considerada uno de los sectores responsables de los gases con efecto invernadero. Lo que buscamos con esto es abordar este problema y hacer sostenible a la ganadería. En Ecuador la ganadería se caracteriza por ser extensiva y con una baja productividad. Por ejemplo, el promedio de producción de leche es de 5 litros por vaca, lo cual comparado con otros países es muy, muy bajo. En el caso de Uruguay o Argentina, superan los 20 litros por vaca.

- Esta falta de competitividad significa un golpe para los ganaderos y para la industria, que tendría que comprar una leche más cara que en otros países.

- Sí, claro, les resta competitividad. Una productividad baja además implica que la ganadería emite más gases de efecto invernadero y tiene un impacto en el consumo. Claramente (tiene) un impacto económico. Hay una serie de factores, por ejemplo: la baja cantidad de agua, el poco nivel de manejo de pastos y potreros, la degradación del suelo, un insuficiente manejo animal.

- Se habla mucho de que el precio de la leche es alto como para que el consumidor la pueda comprar y nutrirse.

- La FAO apunta a promover formas de desarrollo sostenible que impacten en el tema de la alimentación, para que la ciudadanía tenga acceso a alimentos más sanos, nutritivos y, sobre todo, a menores precios. Hoy en día en el mundo, el tema del hambre no es un problema de cantidad o de disponibilidad de alimentos, sino de acceso a ellos, sobre todo.

- Otro de los objetivos es evitar pérdidas y desperdicios de alimentos. ¿Cuál es la diferencia?

- Las pérdidas hacen referencia más a lo que se pierde durante la cadena que va desde la producción hasta la distribución. El desperdicio es la comida que se bota, y eso sí nos preocupa. Casi un tercio de la comida se va en eso y Ecuador no es la excepción. Estamos promoviendo varias acciones.

- ¿En Ecuador cuánto se desperdicia?

- La FAO hace una estimación, porque no hay cifras oficiales, para empezar a trabajar en este tema. Lo que se pierde por día es más o menos 39.000 toneladas de alimentos. Es un número muy alto, y con lo que eso cuesta se podría alimentar al año a la cantidad de personas que están desnutridas en Ecuador.

- ¿Ha estado al tanto de las discrepancias entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y algunas industrias lecheras por el suero de leche? ¿También se lo está desperdiciando?

- Lo que la FAO tiene a disposición para estos casos es el tema de inocuidad de alimentos. El debate que había entre el Gobierno y alguna parte de la industria lechera era sobre todo por el tema de información en la venta del producto...

▶ Lee también: Comer sano, el secreto para evitar problemas de salud

- La información de la etiqueta.

- No quedaba claro. Y la FAO, una de las cosas que promociona, es tener un etiquetado claro que dé una información precisa y concreta para que los consumidores puedan tomar decisiones informadas de lo que están consumiendo. La FAO lo que tiene, conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud, es todo lo que se llama el Códex Alimentario: reglas y directrices para inocuidad y etiquetado de alimentos, y eso es lo que la FAO ha puesto a disposición tanto del Gobierno como del sector lechero, para que puedan zanjar las diferencias.

- El etiquetado sería clave para que se termine esta diferencia entre el Estado y el sector industrial, porque con la decisión lo que se va a hacer es botar el suero.

- Se había acordado entre la industria y el Gobierno un etiquetado más acabado y que brinde más información. Eso es lo que entiendo que se ha estancado en la negociación y no se ha llegado a desarrollar ese etiquetado. Nosotros como FAO, al momento en que hubo esta controversia, lo que hicimos fue ofrecer nuestros oficios como organización técnica para poder acercar las posiciones. Por ahora eso no ha sucedido.

- ¿El Códex en Ecuador se lo aplica o no? No hay una norma para el suero, pero tampoco para la leche, y ambos tienen beneficios para el consumidor.

- Hay algunas directrices que hacen referencia a productos lácteos, también al suero de leche.

- En Europa se usa el suero para bebidas para niños y otros productos, porque al suero se lo puede consumir, ¿verdad?

- Sí, eso es lo que habíamos impulsado nosotros, que haya un etiquetado claro de los contenidos de los alimentos, para que los consumidores estén informados. En eso es que me pareció que no se logró un acuerdo. Ahí no intervenimos nosotros, únicamente ofrecimos nuestros buenos oficios como agencia técnica, para sentar en la mesa a los involucrados y poner a su disposición las normas del Códex.