Certificado mentiroso

  Editoriales

Certificado mentiroso

No quieren vacunarse, pero tampoco quieren asumir las consecuencias de no hacerlo. Para evitar quedarse aislados de los demás, aun a riesgo de agravar la pandemia, hay insolidarios que buscan certificados falsos de vacunación.

Testigos de la falsedad, hay practicantes religiosos que buscan certificados forjados de haberse vacunado para eludir las disposiciones tomadas pensando en la salud colectiva de todo el país. Más claro: hay quienes mienten, son incívicos e insolidarios para con los demás ciudadanos y lo hacen con base en un argumentario religioso. Lo que sea con tal de no vacunarse. Y en lugar de asumir las consecuencias de tomar esa decisión pensando exclusivamente en sí mismos, tratan de eludir las repercusiones que conlleva ir en contra del bien común y de la salud de todos.

No quieren vacunarse, pero no quieren quedarse aislados. No quieren vacunarse porque piensan en sí mismos y en sus creencias egoístas, pero les parece mal que sean apartados en la práctica del resto de personas. No quieren vacunarse, pero no quieren ser tratados como vectores de riesgo para una enfermedad que ha costado tantos muertos, que ha infundido a la sociedad un temor del que aún no se repone y que ha cercenado las oportunidades económicas del mundo entero. No quieren contribuir a salir de todo esto, pero quieren beneficiarse de quienes sí lo hacen. Y para ello, se aferran a cualquier argumentario que les sirva de respaldo, ya sea ‘conspiranoico’ o religioso.