Ecuador insólito

  Columnas

Ecuador insólito

Los políticos han creado un Ecuador insólito, de historias increíbles. La mayor de ellas: un académico que ocultaba un caudillo déspota, autoritario, prepotente y corrupto, sin Dios ni ley. Dijo ser expresión de la pluralidad de movimientos sociales; sin embargo, luego fue repudiado por ellos. Ese Ecuador de vergüenza viene de antes, con él y luego. Proviene de casos como: un expresidente enjuiciado, sentenciado y prófugo (Correa); un vicepresidente preso por corrupción (Glas), otra destituida e enjuiciada. Y con fiscales ciegos, sordos y mudos (Baca, Chiriboga). Ministros, prófugos y sentenciados por corrupción; decenas de asambleístas enjuiciados, con informes negativos de Contraloría y carné de discapacidad. Prefecta (Pichincha) y alcalde con grillete y destituido (Yunda); otro enjuiciado (Guamote); fiscales y jueces destituidos por corrupción; periodistas perseguidos enjuiciados y golpeados. Asambleístas que cobran diezmos y adeudan pensiones alimenticias a sus hijos. Dirigentes sociales que destruyeron Quito (indígenas, UNE, FUT, FEUE, etc.) y ofenden los símbolos patrios. Ricachos que reciben combustible subsidiado. Jueces que dictan sentencias que no elaboran (Chucky Seven, Paredes); desfalco a los fondos de seguridad de Policía y Ejército; asesinato del coronel de aviación por denunciar compra de helicópteros Dhruv; padres de dirigentes políticos que violan a niñas. Contralores, uno prófugo por corrupción, otro sentenciado por lo mismo. Costos de consumo elevado en planillas de luz, teléfono, etc. El IESS saqueado y quebrado por dirigentes políticos; hospitales públicos sin medicina; escuelas del milenio con sobreprecio; deudas de empresarios al IESS de $ 1.070 millones y al SRI con $ 1.500 millones, contrabandistas de combustible apoyados por dirigentes populares (indígenas, FUT, UNE, etc.), obras públicas con sobreprecio que en poco tiempo se deterioran; sacerdotes que acogen a manifestantes violentos en las universidades y otro preso por corrupción (Tuárez); terreno de posible refinería con socios fantasmas (El Aromo), con sobreprecio de $ 1.223 millones. Transnacionales que pagan sobornos y las autoridades se hacen de la vista gorda, etc. Esto hace que siga el Ecuador insólito.