La vida está sobre la libertad sexual

  Columnas

La vida está sobre la libertad sexual

La Corte IDH no puede cambiar el texto de la Convención Americana introduciendo nuevos derechos como el “derecho al aborto”, pues la forma de hacerlo se encuentra prevista en el mismo tratado: “Art. 31. Reconocimiento de otros derechos. Podrán ser incluidos en el Régimen de protección de esta Convención otros derechos… de acuerdo con los procedimientos establecidos en los artículos 76 y 77”. Esto no se ha hecho. Tampoco es posible cambiar en sentido contrario lo que está claramente escrito. ¿Qué parte es la que no se entiende cuando la Convención garantiza la vida desde la concepción? “No puede haber interpretación donde no hay nada que interpretar”. (McPherson v. Blacker). Además, la Convención no aplica en Ecuador, al no establecer el derecho prevalente del niño sobre el de cualquiera, como hace nuestra Constitución (art. 44).

La CC del Ecuador hizo lo mismo que la Corte IDH, al cambiar la Constitución introduciendo esta interpretación, planteando así una inexistente colisión entre el derecho a la libertad sexual de la mujer vs. el derecho a la vida del niño, tema resuelto previamente por nuestra Constitución, (art. 44).

Ninguna Corte tiene el poder de decidir sobre la vida y la muerte. Peor, olvidar la tortura del nonato, prohibida por los arts. 66 y 215 de la Constitución, ya que el aborto despedaza el cuerpo del niño con unas tenazas. Además, interfiere en la Legislatura, disponiéndole hacer una ley que respete “los criterios” de su sentencia. O sea… el Olimpo. Le ordena cómo, cuándo y qué hacer a la Asamblea. Pero resulta que… una Corte no puede darle órdenes a la Legislatura. La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 nos enseña que: “Una sociedad en la que no esté establecida… la separación de… poderes, carece de Constitución”.

La Constitución de Bután lo expresa aún mejor: “Se consagra la separación de poderes entre el poder Ejecutivo, el poder Legislativo y el poder Judicial. Ninguno de ellos interferirá con el poder de los otros…”. Bután entiende la separación de poderes. La mejor corte de la historia, no tiene idea. Pobre país.