Lo que cuenta… son las canas

  Columnas

Lo que cuenta… son las canas

No lograr la mayoría, sería un auténtico desastre. Por eso aquí lo que cuenta… son las canas. De buenas intenciones… ya saben

De buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Y una buena idea puede convertirse en un monumental desastre si un grupo de inexpertos aficionados trata de implementarla sin tener la experiencia necesaria para hacerlo. Me refiero a la consulta para la convocatoria a Constituyente que correría el riesgo de convertirse en un verdadero desastre nacional si fuese redactada por quienes no saben cómo lograr un aspecto casi imposible de asegurar: la mayoría gubernamental en el órgano constituyente. ¿Se imaginan ustedes lo que podría pasar en una Convención Constitucional controlada por los ‘atracapatria’? ¿Lo que podrían hacer, si ya han intentado destituir al presidente hasta por toser? Hay que ser supremamente ingenuo para no vislumbrar lo que harían con el país si lograran el control de la Asamblea. Sin lugar a dudas comenzarían anulando la sentencia del prófugo belga e indultando a “Mr. Aretito” en un dos por tres.

Por eso, emprender ese camino si no se han ideado unas reglas electorales que -sin ser antidemocráticas- le garanticen la mayoría a un gobierno cuya popularidad e intención de voto no pasan del 25 % es un suicidio político.

Aun con la estrategia comunicacional planteada en el programa de Carlos Vera, consistente en utilizar la frase promocional ¡Mándalos a la casa. Vota sí!, para posicionar una pregunta única dirigida al organismo beneficiario del repudio nacional -la Asamblea Nacional-, el riesgo solo se minimiza. De forma superlativa, es cierto, pero no existe una seguridad absoluta de lograr la mayoría frente al maxibloque de oposición compuesto por los ‘atracapatria’, el inefable Mr. Iza, su combo y el PSC.

De ahí que sea insuficiente para asegurar la mayoría gubernamental, la casi perfecta estrategia de plantear una única pregunta: ¿Debe entrar en inmediata vigencia la Constitución de 1998 con las reformas propuestas por el presidente de la República a la Asamblea Constituyente sin plenos poderes que se convocará para tal efecto? No lograr la mayoría, sería un auténtico desastre. Por eso aquí lo que cuenta… son las canas. De buenas intenciones… ya saben.