Democracia

  Columnas

Democracia

"Son mis sueños por ver un Ecuador con la frente en alto, respirando aires de libertad y verdadera DEMOCRACIA"

Concepto y término tan manoseado en estos días de campaña previa al domingo 7 de febrero y a abril 11.

La sorpresa de la primera vuelta ha sido muy grande con la ubicación del señor Yaku Pérez, para el balotaje. Creo que el señor Lasso se quedó del tren. La tendencia con los resultados finales no me parece que variará. Le recuerdo su promesa pública de apoyar a Yaku si pasaba a la segunda vuelta. Con esa acción no habrá títere con cabeza que aspire el retorno del prófugo para acabar con los restos que dejaron por falta de tiempo y el accionar del gobierno que se va, por fin. Sin duda fueron la misma cosa pero disfrazada de tolerancia y discursos cansinos, sabatinas abolidas, sin muertos ni presos. Fue notorio el cambio, que le valió el remoquete de traidor. Todo para el camuflaje, del que son expertos y ladinos.

La mayoría de los ecuatorianos no queremos más robos y obras con sobreprecio y de mala calidad. Será recordada como la peor etapa de nuestro Ecuador en toda su historia. El intento de cambio casi nos cuesta la vida.

529 años han pasado desde que los invasores españoles se adueñaron de la tierra de los aborígenes, sus dueños.

El señor Pérez se identifica y a ellos pertenece. Nosotros los mestizos, en lo que nos toca, también heredamos algo, pero en la sierra, donde son mayoría, recibieron el peor trato.

Seguro estoy que con el nuevo presidente no habrá venganza, pero exigirá respeto a su raza, para iniciar una convivencia armónica y en paz.

El ganador no permitirá retornos para vivir en libertad. La cárcel será su destino. Él sí va a respetar la división de poderes y ojalá se rodee de gente honesta que busque el bien del pueblo ecuatoriano.

Los empresarios honestos, los banqueros serios, los emprendedores tendrán vía libre para sus negocios y ganancias permitidas por la ley. Lo robado volverá a las arcas fiscales.

Se preguntarán como sé yo tanto. No tengo ni la menor idea de que eso vaya a suceder. Son mis sueños por ver un Ecuador con la frente en alto, respirando aires de libertad y verdadera DEMOCRACIA.