Columnas

Impuesto a los honestos

Pónganse creativos y busquen generar recursos de otras fuentes y no exprimiendo a la clase trabajadora del Ecuador

La pandemia agudizó el declive de la clase media en el mundo y por ello, Estados Unidos y varios países europeos, decidieron apoyar a sus ciudadanos con ayudas económicas para reactivar la economía de sus naciones; sin embargo, el gobierno del “Encuentro”, va por el lado contrario: más impuestos para el pueblo. ¿Cómo pretenden una reactivación económica con más impuestos?

El proyecto recarga de tributos a los honestos, a los que no evadimos, a los ‘giles’ que declaramos todo nuestro patrimonio, es decir, un castigo económico al que tiene sus cosas claras y que paga sus tributos, en desmedro de aquellos acaudalados que sacan su patrimonio a paraísos fiscales o lo esconden en sociedades, como el caso de Pedro y Juan, dos vecinos que viven en una exclusiva urbanización, donde las casas no dejan de costar menos de 1 millón. Pedro tiene la casa a su nombre y sigue endeudado con el banco. Juan pagó su casa y su yate de contado, pero la tiene a nombre de una sociedad para ocultar su propiedad. Juan, deberá pagar la contribución especial por tenerla a nombre de una persona natural y Pedro, que tiene mayor patrimonio, 3 millones, no pagará esa contribución porque la ley dice que el impuesto es para personas naturales con un patrimonio mayor a 1 millón, versus el de las sociedades que es de 5 millones. El proyecto no solo mete la mano al bolsillo de los ciudadanos, sino que además crea injusticia social.

En lugar de proponer todas estas maromas tributarias, mejor cobren los impuestos a los que los evaden, a esos que generan perjuicio contra las arcas fiscales de miles de millones al año y no castiguen a los honestos que cumplen con sus obligaciones. Recuerden que patrimonio no es igual a liquidez. El pagar impuesto sobre el patrimonio puede convertirse en una medida confiscatoria en vista de que, en caso de no tener la liquidez para pagar el tributo, tendremos que endeudarnos o vender la propiedad para cumplirlo. Tamaña tontería la que proponen.

Pónganse creativos y busquen generar recursos de otras fuentes y no exprimiendo a la clase trabajadora del Ecuador.