La vida cambió. Vivamos el hoy

  Cartas de lectores

La vida cambió. Vivamos el hoy

No existe un después, un quizá, eso ya se abolió

Recuerdo hace muchos años una charla con mi abuelita Catalina. Le decía: faltan muchos años para ser un hombre adulto. Hoy pensar en el futuro es un fenómeno en extinción. La vida consiste en el presente; disfruta, vive, sirve y ríe mientas tengas oxígeno. Ya no hay diversión nocturna, se apagó con sus encantos, luces, tertulias, vino y café caliente, por temor a asaltos y a una bala perdida. No podemos vivir con normalidad. Las noches frías guayacas las disfrutaremos en compañía del edredón. La vida cambió. Vive el hoy, disfrútalo cada día sin pensar en mañana, es un regalo que te da Dios, aquí y ahora: tiempo. No existe un después, un quizá, eso ya se abolió.

Javier Valarezo Serrano