Los presupuestos referenciales

  Cartas de lectores

Los presupuestos referenciales

El sistema de Compras Públicas debería buscar mejoras en la forma de elaborar presupuestos referenciales. Tratan de buscar los precios más bajos con mecanismo incompletos: obligan a los usuarios a buscar tres ofertas; esto no siempre es posible. Eventualmente existe alguna característica que no existe en todos los equipos similares de diferentes fabricantes. Toman precios referenciales haciendo análisis de compras anteriores, no siempre adecuados, pues no necesariamente un equipo requiere los mismos accesorios para diferentes aplicaciones. El nombre y precio con que se compró en una institución o dependencia distinta de la misma institución servirá para cubrir las necesidades de otra. Hay en el mercado gran variedad de equipos, muchos de origen chino de no muy buena calidad, con precios significativamente más bajos. Comerciantes inescrupulosos buscan los de menor precio para ganar subastas y perjudican al Estado. Se privilegia a equipos de más bajo costo al obligar a los usuarios a tomar como presupuesto referencial los costos u ofertas de menor valor que hayan obtenido. Esto no garantiza la calidad de los equipos a adquirirse. Se ha instituido el miedo entre profesionales quienes en muchos casos ceden ante la presión de buscar los precios más bajos, so pena de verse culpados de direccionamientos en las compras. La racionalidad exige mente abierta. La economía en una compra no es el precio más bajo: es el equipo de mejor calidad al precio más bajo.