Los nombramientos de policías y profesores

  Cartas de lectores

Los nombramientos de policías y profesores

Señor presidente, en sus manos está purificar los ministerios de Gobierno y Educación declarándolos en emergencia para sacar de inmediato los malos funcionarios que lo están perjudicando en su mandato y por ende al pueblo.

Con los acontecimientos que hemos observados actualmente de la Policía, la ciudadanía no tiene confianza en esta entidad. Con los nombramientos actuales no ha existido seguimiento de la familia, que sea honorable, que tenga disciplina, respeto a sus semejantes, su forma de actuar y más que todo lo sicológico. Por ejemplo, el oficial, abusando de su poder como autoridad, abusó de su alumna y lo más grave: asesinó a su esposa. Al ingresar a la institución no están preparados para servir a sus semejantes, entran por las coimas que dan a ciertas autoridades. En la escuela de preparación de policías y oficiales se debe analizar en forma constante su forma de actuar y para ello están la sicología y sociología, y si no están aptos deben ser separados de inmediato. Lo mismo pasa en el magisterio, el peor enemigo que ha tenido la educación del país se llama Rafael Correa, que canceló a la mayor parte de verdaderos maestros, para que ingresen toda clase de profesionales, es decir no maestros que estudiaron Pedagogía, Metodología, Sicología; y de yapa cerró los normales. Hasta la fecha no se han reabierto porque la ministra es correísta. Señor presidente, en sus manos está purificar los ministerios de Gobierno y Educación declarándolos en emergencia para sacar de inmediato los malos funcionarios que lo están perjudicando en su mandato y por ende al pueblo.

Gualberto Arias Bonilla