Cartas de lectores

El IESS y sus prestaciones

El Gobierno es el que debe proveer a la ciudadanía no afiliada de buenos hospitales pediátricos...

Con mucha satisfacción he leído en el editorial de Diario EXPRESO, del sábado 31 de julio del 2021, que los familiares de los afiliados deben ser atendidos en sus prestaciones de salud en los hospitales del Ministerio de Salud (MSP) y quecon claridad y, por qué no decirlo, con conciencia, señala: “Valdrá analizar si el IESS puede seguir brindando sus prestacionesa quienes no son afiliados”.

Se ha indicado a través de este Diario y de otros medios de comunicación que el IESS se encuentra económicamente en mal estado por muchas razones, ya que esta institución viene siendo la caja chica de los gobiernos deturno, en todo sentido, y esto es producto de una posición generalizada y de la confusión que existe en el público y que los políticosy gobernantes de turno lo confunden demagógicamente para tener votos y la confianza del pueblo.

Debemos señalar la diferencia que existe entre Seguridad Social y Seguro Social. La seguridad social como derecho humanofundamental es tarea predominante del Estado como política pública universal y (no contributiva); en cambio, el Seguro Social esun derecho humano económicamente generado por la actividad laboral de las personas en relación de dependencia de un empleador o patrono, o por cuenta propia; es decir, de todos los sectores laborales afiliados activos y jubilados. Con estas definiciones, a los menores de edad y a las mujeres no afiliadas y no contribuyentes, es el Gobierno el que debe otorgarles la seguridad social ala que tienen derecho y no el Seguro Social que se perjudica en cantidades inconmensurables al hacerlo. El Gobierno es el que debe proveer a la ciudadanía no afiliada de buenos hospitales pediátricos, hospitales clínicos, quirúrgicos y ginecológicos, así como hospitales psiquiátricos, para dar atención a quienes les corresponde garantizar ese derecho, de lo contrario no estarían cumpliendo con el deber que tienen con la ciudadanía.

Marcelo Lazo Salazar