Las elecciones y la pandemia

  Cartas de lectores

Las elecciones y la pandemia

Las campañas electorales hicieron cambiar de actitud en relación a las medidas de bioseguridad frente a la pandemia de coronavirus. Por ello el incremento en contagios y fallecimientos por COVID-19. No hubo obligación de los dirigentes de los partidos de respetar esa bioseguridad. El estado de la pandemia a nivel mundial se ha complicado con las variantes y mutaciones que ha sufrido el virus, haciendo que se transmita más fácilmente. El problema es que la nueva variante sea más contagiosa y también más letal. Se han dado mutaciones de virus en Gran Bretaña, Sudáfrica y Brasil, que ya se están expandiendo por todos los países, lo que podría aumentar exponencialmente el número de infectados; sería escalofriante. Según noticias publicadas en Expreso ya tenemos pacientes en Ecuador contaminados con estas variantes. Estudios realizados determinan que una mayor cantidad de virus puede estar en la nariz y transmitirse mientras hablas, toses o respiras, y contaminar a quienes viven en la misma casa o por contactos en áreas mal ventiladas. No solo las autoridades de salud son responsables de este contagio, sino la misma ciudadanía, que no hace caso de las recomendaciones de protección que dan la OMS y el Comité de Control de Enfermedades Infecciosas a nivel internacional, y autoridades y especialistas como epidemiólogos a nivel nacional. Algunos expertos sugieren usar doble mascarilla, en especial en cuartos con mucha gente, y que las mascarillas sean de calidad, como la N-95. Se insiste en el aislamiento social y evitar multitudes y lugares cerrados con poca ventilación, y lavarse las manos con frecuencia. Según el Dr. John Moore, virólogo del Weill Cornell Medicine de Nueva York, va ser importante limitar los viajes para no importar nuevas variantes de COVID-19, hasta que la mayoría de la población esté inmunizada. Evitar la infección es importante, pues el virus de COVID-19 solo puede mutar si se está replicando dentro de la célula en una persona. Para evitar que se diseminen hay que vacunar y cerrar el proceso. Si todos ponemos de nuestra parte podemos ver cambios positivos.

Dr. Marcelo Lazo Salazar