Correos del Ecuador vs. couriers paralelos

  Cartas de lectores

Correos del Ecuador vs. couriers paralelos

He leído con mucha sorpresa en su edición escrita del 28 de noviembre, 2020, en las páginas 1 y 6: “La onda expansiva del courier” y “El nicho que desafía a la COVID y ayuda a reactivar negocios”, dándoles considerable espacio. En dicha edición dan gran importancia a empresas particulares de servicio de couriers, pero ni nombran a Correos del Ecuador, la empresa bandera de Ecuador en comunicación escrita y paquetería, con 189 años de antigüedad. Ningún diario nacional le ha dado importancia al hecho de la liquidación de Correos del Ecuador, una entidad que ha servido eficientemente, a veces con ciertas deficiencias, pero es el emblema ecuatoriano en las comunicaciones y no debe desaparecer por ningún concepto, ya que además de ser un medio económico de transporte, forma parte de la comunidad de 198 naciones, grandes y pequeñas, y hasta la nación más pequeña del mundo mantiene actualmente su entidad postal porque es parte de la Unión Postal Universal y no puede desaparecer. Si hubo manejos irregulares le corresponde a Contraloría hacer una revisión exhaustiva de las causas del desmoronamiento económico, y enjuiciar penalmente a los gerentes responsables, pero jamás poner la entidad en liquidación. De acuerdo a la gran propaganda que hacen de empresas paralelas, da la impresión de que Correos del Ecuador desapareció convenientemente para dar cabida a una o varias empresas competidoras que cobrarán valores mucho mayores que los que esta cobraba por brindar los mismos servicios. Hay que recordar que Correos del Ecuador manejaba paquetería y sobres de poco peso a precios convenientes. En 2020 el Gobierno decretó su liquidación. No es normal ni legal este proceder. Razones de peso para estar resolución nunca fueron anunciadas y todo se realizó en un ambiente de secretismo. ¿Sabrán el presidente de la República y el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones que estos procedimientos pueden ser ordenados por Contraloría luego de una exhaustiva investigación, y no por ellos?

Benedicto Álvarez F.