Ciudades saludables

  Cartas de lectores

Ciudades saludables

Lograremos ciudades saludables con buenos y disciplinados ciudadanos y con autoridades con capacidad de imaginar y ejecutar obras importantes

Me gusta dar alas a la imaginación cuando pienso en temas urbanos y lleno mi mente con lindísimas imágenes, buscando diseñar la ciudad ideal: ordenada, pulcra, linda, productiva, con calidad de vida y oportunidades para todos sus habitantes; y con muchos y grandes espacios públicos de calidad. Nuestras ciudades deben mejorar el espacio público preexistente con el ensanche de aceras en beneficio del peatón, peatonalización de calles en el microcentro urbano para restringir el ingreso de vehículos a este sector, de manera que el orden y embellecimiento empiecen ahí y se expandan al resto de la ciudad. Dentro de toda la trama urbana debe haber profusión de plazas, parques, jardines, bosques, calles y avenidas arboladas; y en la periferia muchos y grandes parques y bosques, senderos para caminantes, con cerros, colinas y ríos próximos, que habrá que convertirlos en espacios públicos de calidad para el fortalecimiento físico y buena salud de sus habitantes. Antes de todo esto, su transporte colectivo debe ser excelente y no contaminante, de amplia cobertura territorial; sus aguas servidas descontaminadas, la recolección y eliminación de basura eficiente, la cobertura de agua potable y alcantarillado total, etc. Lograremos ciudades saludables con buenos y disciplinados ciudadanos y con autoridades con capacidad de imaginar y ejecutar obras importantes.

Alfonso Frey Pontón