Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Ocio

Fernando Allende y el secreto de su eterna juventud

El actor y cantante mexicano, quien promociona una nueva versión de La bamba, compartió sus tutoriales de macho alfa para verse bien a los 67 años.

Fernando Allende
Fernando es conocido en muchas parte del mundo por sus innumerables telenovelas .Cortesía

Su conexión con Ecuador viene de larga data. Es muy cercano a la familia del expresidente León Febres-Cordero, desde los años 80, cuando alguna vez participó en el Torneo de Celebridades Pancho Segura en Guayaquil, ciudad de la que nunca se olvida por la alegría de sus habitantes y por aquellas noches de bohemia que duraban hasta el amanecer.

Tras 50 años de carrera, el actor y cantante mexicano Fernando Allende, continúa vigente gracias a que siempre se reinventa, si no canta, lo veremos en un reality, pero lo que más sorprende es la manera en que luce a los 67 años.

El galán que protagonizó producciones con las más grandes divas como Angélica María, Verónica Castro y Lucía Méndez, compartió con los lectores de EXPRESIONES tutoriales o tips para mantenerse joven y fresco como una lechuga.“Canto todos los días, me acuesto cantando en mi mente y me levanto igual. Diariamente celebro la vida. Como de todo y bebo vino cada noche con moderación. Sudo todas las mañanas en mi cuarto de vapor e incluyo hierbas frescas como son el eucalipto, manzanilla y ruda. Consumo una seta china milenaria que permitía a la realeza china vivir el doble comparado con las personas comunes como nosotros”.

El artista que ha publicado una nueva versión del clásico La bamba, añadió que hay otros factores que lo hacen lucir y sentirse lozano “El amor incondicional por la madre de mis hijos con quien llevo más de tres décadas, el amor por mis hijos Elán, de 30 años, y Adán, de 28, y el profundo amor por mis nietos me ofrecen la posibilidad de sentirme feliz y satisfecho sin necesidad de buscar nada externo para estar pleno y feliz. Es importante la fidelidad, el compromiso común de toda la vida y nunca irse a dormir sin aclarar cualquier situación, ya que nunca sabes si te vas a despertar”.