Quiñónez: “Ya no encajaba en el club”

  Deportes

Quiñónez: “Ya no encajaba en el club”

Luego de 10 temporadas el volante esmeraldeño sale por la puerta grande

Entrevista Pedro Quiñónez
El exjugador de Emelec se confesó en una extensa entrevista con Diario EXPRESO.Jimmy Negrete / Expreso

Pedro Quiñónez jamás imaginó que su permanencia en Emelec iba a durar tanto tiempo. En 2010, el volante esmeraldeño llegó a préstamo al cuadro millonario, procedente del Santos Laguna de México, con la idea de que solo iba a jugar una temporada, pero su actuación motivó a que Nassib Neme hiciera uso de la opción de compra. Una década después, Quiñónez reconoce que esta no era la forma que se imaginaba salir del equipo, pero dice que se va con la satisfacción de que lo está haciendo “por la puerta grande”.

El futbolista, de 34 años, se confesó con EXPRESO y aseguró que pretendía seguir jugando por más tiempo en el Bombillo, aunque está consciente que no encaja en el proyecto deportivo que busca la dirigencia y el cuerpo técnico. Aún así nunca se arrepentirá de haber aceptado la propuesta del Ballet.

Fueron diez años en los que fue considerado uno de los pilares de Emelec, con los que alcanzó cuatro títulos y cinco vicecampeonatos nacionales. ¿Cómo se sintió cuando le notificaron sobre su salida?

Triste. Me veía jugando unos años más en Emelec, pero así es el fútbol y la vida. Uno tiene que estar listo para encarar este tipo de situaciones; no quería esto, pero lamentablemente no se dieron las cosas.

¿Lloró al saber que no iba a continuar?

Me considero una persona sentimental, creo que todos lo somos, pero esta vez no lloré porque ya venía hablando con el presidente sobre el tema, así que no me tomó por sorpresa.

¿Cuál fue el motivo?

El cuerpo técnico y el club tienen otro proyecto, en el cual no encajo. Esto no pasa porque ya no tenga condiciones, sino más bien porque el equipo busca jugadores jóvenes, con proyección a la venta y soy consciente de que a mis 34 años no podría ser vendido al exterior.

¿Cuál es la espina que nunca se pudo sacar con Emelec?

Ganar la Copa Libertadores. Varias veces tuvimos buenas participaciones, armamos un gran plantel, pero lamentablemente no pudimos conseguirlo. Esa es la pica que me llevo, ya que no pude cumplir ni con mi familia, ni con la hinchada.

¿Es cierto que antes de llegar a Emelec tenía todo arreglado con Barcelona?

Así fue. Mientras jugaba en Santos Laguna (2009) hablé con un directivo que estaba en Barcelona ese año. La oferta económica que me hicieron era muy atractiva, pero primero quería asegurar el 20 % antes de firmar, pero aquel directivo me daba largas, me decía que un sponsor iba a pagar mi llegada, así que cuando llegué a Guayaquil, a inicios de 2010, ya estaba todo listo para ser presentado en el aeropuerto por la gente de Barcelona, pero 10 minutos antes llegó Luis Idrovo, coordinador azul en aquel año, y me indicó que Nassib Neme quería hablar conmigo. Me ofreció pagarme algo similar a lo que ganaba en México, y si quedábamos campeones me iba a dar lo que tenía pensado recibir con los amarillos; de ahí que no dudé en firmar con Emelec.

¿Cómo quedó con Barcelona?

Muchos me criticaron, pero uno vive de esto. Soy el pilar de mi familia y tengo que velar por el bienestar de ellos. Los directivos de ese entonces nunca me concretaron nada; los esperé mucho tiempo. Así que no me arrepiento de nada, pues haber llegado a Emelec fue la mejor decisión que pude tomar.

¿Ahora cuál es el rumbo?

Estoy contento porque tengo opciones internacionales de China y Tailandia. Además, las de un par de equipos locales. Aún no he definido nada porque espero tomar la mejor decisión para mi familia.

¿Cómo llegó usted a ser futbolista?

Pese a que nací en Esmeraldas, mis primeros pasos se dieron en Machala, ya que cuando tenía ocho años nos mudamos a esa ciudad porque a mi mamá le salió un trabajo ahí. Ya ahí vi que había un equipo que se llamaba Fedeoro y le pedí a mi madre que me llevara, pero como era pagado ella no tenía posibilidades. Un día de tanta insistencia me llevó y ella habló con el profe Lucio Armijos. Él le dijo que si era bueno me becaban, pero sino tenía que pagar. Así que luego de mi primer entrenamiento el profe le pidió de inmediato los papeles a mi mamá para inscribirme en el equipo (risas).

¿Cómo llegó a El Nacional?

Luego de jugar un torneo infantil con Fedeoro en Guayaquil, a mis 13 años, hubo un par de directivos que se interesaron en mí, uno de un equipo de Lima y otro de El Nacional. Ellos hablaron con mi mamá y le dijeron que tenía condiciones. Al inicio ella no me quería dejar ir, pero la convencí para ir a El Nacional.

¿Cómo fue su proceso en el equipo militar?

En la parte deportiva muy buena, ya que aprendí mucho, pero en lo económico fue complicado porque el equipo tenía muchos problemas. A los chicos que veníamos de otras ciudades ya no nos podían tener en la concentración. Tuve que ‘arrimarme’ en casas de otros compañeros. Sin embargo, todo eso cambió cuando cumplí 16 años, ya que me dieron la oportunidad de llegar al equipo de primera.

¿Qué hizo con su primer sueldo?

En la sub-16, El Nacional me pagaba 150 dólares, de ahí que $ 100 le mandé a mi mamá y me quedé con los $ 50.

¿De los tres clubes por los que ha pasado con quién tuvo mayor amistad?

Con Christian Benítez. Con él empezamos en El Nacional a los 13; nos conocimos desde chiquitos e hicimos la promesa de que íbamos a llegar a primera para ayudar a nuestras familias.

¿Cómo se ve en un futuro?

Me veo como técnico. Estoy por obtener mi título y lo utilizaré cuando llegue el momento de mi retiro.

¿Cuándo se piensa retirar?

Creo que cuando cumpla 37 o 38 años.

La Ficha de Quiñónez

Fecha nac.: 4/3/1985 (34 años) / Posición: Mediocampista Trayectoria: El Nacional (2004-2008), Santos Laguna (2009) y Emelec (2009-2019). Títulos: Campeón del torneo local con El Nacional (2005 y 2006) y con Emelec 2013, 2014, 2015 y 2017. Además, cinco subcampeonatos (2010, 2011, 2012, 2016 y 2018), todas con los eléctricos. Goles anotados en total: 10 (El Nacional), 1 (Santos Laguna) y 6 (Emelec).

"Me veía jugando unos años más en Emelec, pero así es el fútbol. El cuerpo técnico y el club tenían otro proyecto."
"Cuando llegué a Guayaquil, a inicios de 2010, estuve cerca de ser presentado en el aeropuerto por Barcelona."