Deportes

Paola Bonilla, una espera que valió la pena

La maratonista ecuatoriana consiguió la marca a Tokio, luego de 3 años de volver al deporte y sin ayuda económica.

Paola Bonilla Maratón de Sevilla
Bonilla (con gorra) hizo en Valencia 2:28:24, récord nacional, la segunda mejor marca histórica en el país y la tercera mejor sudamericana.Cortesía

En octubre pasado, la maratonista ecuatoriana Paola Bonilla corría en Polonia y quedaba a 8 segundos de la marca que la clasificaría a los Juegos Olímpicos. El objetivo estuvo cerca. Con 34 años a cuestas, una maestría como profesional y docente universitaria, no iba a ser la primera vez que esta cuencana debía superar barreras que muchos pensaban “imposibles”. Así que no paró.

Hasta el domingo pasado, Bonilla llevaba tres años de haber vuelto a la actividad luego de estar desvinculada del deporte aproximadamente por seis años, aunque primero fue triatleta. Pero lo logró: 2 horas, 28 minutos y 24 segundos, fue el tiempo que cronometró en la Maratón de Valencia, España, que le daba el ansiado boleto a sus primeros Juegos, paradójicamente en su quinto maratón oficial.

“Profesional, docente de universidad y después de un regreso... digno de admirar”, “qué orgullo ser su alumno”, “de triatleta a corredora y con varias marcas históricas”, fueron solo algunas de las frases que se pudieron leer en los muros de sus redes sociales.

Bonilla no solo que superó la marca mínima a Tokio de 2:29:30, sino que además registró la segunda marca más rápida de toda la historia de Ecuador, detrás de Martha Tenorio (2:27:57 - Maratón de Boston 1999) e impuso un nuevo récord nacional absoluto sobre la que alcanzó Rosa Alba Chacha en los Juegos Panamericanos Lima 2019: 2:32:38. Eso sin contar que su tiempo la ubica también como la tercera mejor marca histórica del atletismo sudamericano, detrás de la récord peruana Inés Melchor (2:26:48 en Berlín 2014) y de la múltiple campeona panamericana Gladys Tejeda (PER) con 2:27:07 en Sevilla 2020.

“Este momento lo soñé desde hace 3 años en que regresé. No pensé que lo iba a vivir así como pasó, pero es una alegría muy grande. Aún no me lo creo”, reconoció la deportista quien le dedicó la clasificación a todos quienes estuvieron junto a ella en el proceso, en especial sus padres, Julio Bonilla y Sonia Tello.

Paola Bonilla Maratón de Sevilla
Equipo. Además de Paola, en España corrió Segundo Jami y Rosalba Chacha.Cortesía

Y es que el camino fue arduo, revela. Entrenamientos, trabajo, competencias y una pandemia que modificó los planes no fueron solo las barreras, sino que también tuvo que enfrentar problemas económicos.

“Ha sido un trabajo solitario en cuanto al tema económico. Apenas desde septiembre pasado tengo el auspicio de la empresa privada (Plásticos Rival). Espero que se abran las puertas del Plan de Alto Rendimiento desde enero próximo para una mejor preparación con miras a los Juegos Olímpicos”, manifestó ilusionada.

Entrenada por Julio Chuqui, a quien le reconoció gran parte del mérito de ponerse en forma y conseguir el nivel deportivo para llegar a Tokio, Bonilla ya trabaja en un plan estratégico de aquí a los Juegos.

“No nos hemos quedado en el festejo. Está diseñado incluso incursionar en pista. En marzo, en EE. UU. hay un evento de 10.000 metros, 25 vueltas a una pista. Pensamos que ese trabajo va a ayudar a la preparación, además una media maratón, acotó Chuqui.