Deportes

Giovan Delgado, el mentor de Glenda Morejón y Karla Jaramillo, era futbolista

El mentor de las dos marchistas más importantes del país, ya clasificadas a los Juegos Olímpicos de Tokio, es guayaquileño e hincha de Barcelona

Giovan Delgado
Formación. Giovan Delgado (d) está a la cabeza de la Escuela Tarquino Jaramillo, que creó hace 19 años. Actualmente ahí entrenan 29 chicos.Cortesía

Agua y aceite, así son la marcha y el fútbol. Y aunque ninguna tiene nada que ver con la otra, en la vida de Giovan Delgado ambas tienen tal sinergia que a ellas le debe haberlo convertido en uno de los entrenadores más destacados de la órbita nacional tras haber descubierto, formado y clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio a dos de las marchistas ecuatorianas del momento, Karla Jaramillo y Glenda Morejón. Esta última, incluso campeona mundial juvenil.

“Todos creen que arranqué en el atletismo, pero fui futbolista”, se regocijaba hace pocos días Delgado en una entrevista con la agencia internacional EFE sobre la curiosa peculiaridad de no haber surgido del atletismo.

Nacido en Guayaquil, Delgado cuenta que se apasionó viendo entrenar a Barcelona y que a los 9 años se radicó en Ibarra, donde fue seleccionado de fútbol en los colegiales para luego formar parte de un equipo de esa ciudad, donde llegó a jugar “contra Liga de Quito, Aucas y la Universidad Católica, entre otros”.

Hoy, con 48 años, recuerda nostálgico aquellos días en los que perseguía el balón y poco imaginaba que tendría bajo su tutela a dos de las promesas de la marcha ecuatoriana: Morejón, campeona mundial juvenil de los 5 km, y Jaramillo, campeona panamericana, ambas ya con boleto a los nuevos Olímpicos que iniciarán el 23 de julio de 2021.

“La primera marchista que formé fue Jaramillo (23 años), con quien he trabajado desde pequeña. Comenzó en atletismo, pero sin mayores opciones, hasta que le busqué la especialidad actual, en la que le va muy bien”, indicó orgulloso.

Delgado recuerda que Karla llegó a él “con un problema de cadera, por lo que utilizaba zapatos ortopédicos, pero pacientemente la fuimos formando hasta que encontramos que en la marcha tenía oportunidad”.

Delgado lleva prácticamente 20 años dedicados al entrenamiento del atletismo y al menos 12 en la especialidad de marcha, con un trabajo que suele iniciar con niños desde una temprana edad escolar.

“Mi enfoque al fútbol cambió cuando empecé a estudiar Educación Física y me ligué a una escuela como profesor”, confiesa a EXPRESO desde Ibarra, donde aún se dedica a la docencia, sin que eso le impida dejar el alto rendimiento.

Y es que Morejón, de 20 años y natural de Ibarra, ganó bajo su orientación la medalla de oro en 5 kilómetros en el Mundial sub-18 de Nairobi (Kenia), en 2017; dos medallas de plata -individual y por equipos- en los 10 km en el Campeonato Mundial de Marcha en Tiacang, China, de 2018, además de haber sido varias veces campeona sudamericana y una vez monarca panamericana. Aún así, en octubre pasado la familia Morejón le notificó que la atleta buscaba “nuevos rumbos” de cara a Tokio y prescindió de sus servicios, algo que no le quita el orgullo a Delgado de verla como una potencial “campeona olímpica”.

  • Giovan Delgado
    Pupilas. El técnico junto a Karla Jaramillo (i) y Glenda Morejón antes de las pruebas del último Campeonato Mundial en Doha.Cortesía
  • Giovan Delgado
    Teletrabajo. Giovan sigue de manera virtual su trabajo como maestro de Educación Física en un colegio y en la escuela de atletismo.Cortesía
  • Giovan Delgado
    Prácticas. Regularmente luego de su trabajo como docente el técnico empieza a impartir las clases sin costo con quienes están en la escuela de atletismo 'Tarquino Jaramillo'Cortesía
  • Giovan Delgado
    Supervisión. Delgado controla cada uno de los movimientos que sus pupilos realizan tanto dentro como fuera del área de trabajo.Cortesía

Además de Jaramillo y Morejón, el exfutbolista guayaquileño también formó a otros atletas, entre ellos Edith Albacura, quien participó en varios Sudamericanos; Andrei Carrillo, otro medallista sudamericano, y en la especialidad de medio fondo a la juvenil Irene Navarrete.

No menos cariño guarda para Doménica Valdez, quien luego de 5 años en la velocidad prefirió dedicarse a la marcha, y luego de 4 meses de prácticas ganó el oro en los 10 km en el Sudamericano de marzo pasado en Lima.

Tachada por muchos como “revelación deportiva”, Valdez comenzó a ser entrenada por Delgado a los 17 años después de probar y destacar en otras áreas del atletismo. “Con solo 4 meses de entrenamiento ganó 3 medallas de oro: 2 a nivel local, que le valieron para clasificarse al Sudamericano de Lima, donde alcanzó la tercera medalla de oro, pero esta con el tinte de internacional”, indicó.

Delgado aseguró que Valdez hasta podría ir a Tokio, pero por su edad cree que deberá esperar hasta las justas de París en 2024.

Pese a tener o haber tenido entre sus manos a algunas de las mejores marchistas ecuatorianas, Delgado no se considera un fabricante de talentos, sino un formador. “Muchos creen que por ser entrenador de atletismo me paga alguna institución, pero mis ingresos son solo como docente de Educación Física. Una vez concluidas mis labores en el colegio, paso a entrenar a los atletas; no tengo otros ingresos”, expresó.

“Mi especialidad es en la Educación Física, pero con investigación y preparación constante mediante libros, videos y observando el trabajo de europeos, americanos, asiáticos, del mismo Jefferson Pérez, analizando cómo ellos hacían la mecánica de la marcha, es así como fui mejorando”, señaló Delgado.

“La nueva medalla olímpica de Ecuador no tarda en llegar”

Delgado tiene más de un motivo para creer que en el 2021 la bandera de Ecuador volverá a estar en el podio olímpico. No solo porque descubrió y formó a las dos marchistas que actualmente están clasificadas a los Juegos, sino porque ha visto de cerca el nivel y el fuerte potencial que tiene el país. “No solo Glenda y Karla han vencido sus límites y roto marcas increíbles, sino que detrás vienen algunas chicas y chicos que si son apoyados van a dar muchas alegrías al país el año entrante o en el 2024”, precisó. Solo por poner un ejemplo, Delgado menciona que Morejón ya cumple con buenas marcas en los 20 km marcha, mientras que Jaramillo en el último Sudamericano impuso récord nacional y regional con 1 hora, 30 minutos y 52 segundos, registro que al día de hoy ya le darían un lugar entre los 3 primeros de una cita olímpica. “No lo dudo. Sé que el día está muy cerca y no habría nada que me llene más de orgullo, aún cuando Glenda (Morejón) ya no está bajo mi tutela”, puntualizó.

Formación

Giovan creó en Ibarra, en el 2000, la Escuela de Atletismo Tarquino Jaramillo, de donde salieron Glenda y Karla. El entrenador no percibe un sueldo por ello; es un apostolado.