Ruth del Salto: "En Qatar volví a empezar"

  Buenavida

Ruth del Salto: "En Qatar volví a empezar"

La periodista ecuatoriana, quien reside y trabaja en Doha, contó a SEMANA sobre sus vivencias en este país árabe y cómo vive la fiebre del fútbol.

Ruth del Salto
Ruth del SaltoCORTESÍA

Ocho meses atrás comenzó la historia de Ruth Del Salto en Qatar. Entre los sonidos del aeropuerto, las indicaciones de las azafatas, la compañía de su esposo e hijos y el pasaporte en mano, ella volvía a empezar.

Empezaba desde cero. Tal como había ocurrido cuando se mudó de Ecuador a Colombia. Solo que esta vez lo hacía en un país del Medio Oriente, donde el idioma y las costumbres son distintas. Así ha ido transcurriendo su cotidianidad, rodeada de rascacielos y paisajes matizados por desierto y mar.

Mientras en Guayaquil eran las 10:00 y en Doha las 18:00, hablamos vía telefónica con ella sobre cómo ha sido la estadía en familia, su visión sobre la cultura qatarí y la manera en que lleva adelante el oficio de periodista que eligió hace 20 años.

Foto de Sistema Granas (9357954)
Ruth del Salto junto a su familiacortesía

“Sé lo que debo hacer y lo que no”

“Cada vez que voy a un lugar distinto, la palabra ‘empezar’ me parece que encierra muchas cosas. Es una forma de recibir con gratitud donde Dios te da la oportunidad de estar”, dice desde el otro lado de la línea y agrega que residir en Qatar surgió como un proyecto familiar.

Sobre cómo han ido asentándose, relata que sus hijos asisten a un colegio francés, tal como lo venían haciendo en Colombia. Su esposo trabaja para Naciones Unidas; y ella por su parte, para el canal internacional NTN24, donde informa desde temas políticos hasta la coyuntura por el Mundial de Fútbol.

“Es la primera vez que se desarrolla un evento como este en un país árabe. Entonces cuando vamos por la calle con mis hijos, hago que valoren esta etapa que la vida les da”, comenta. Asimismo, narra lo cosmopolita que es Doha. “Es una ciudad que acoge a muchos extranjeros. En el condominio donde vivo, puedo saludar en el ascensor desde a un qatarí hasta a una familia europea”, ejemplifica.

Foto de Sistema Granas (9358745)
Fotografías de DohaCORTESÍA

Esa multiculturalidad la ha ayudado a que se sienta cómoda en varios aspectos. “En este país hay una comunidad de cien ecuatorianos que nos apoyamos unos a otros. Recuerdo que cuando recién llegamos, ellos me guiaron en el proceso para que mi hijo hiciera su primera comunión... Qatar tiene una iglesia católica con alrededor de 200 fieles”.

Durante la estadía también ha conocido a más latinos. “En WhatsApp tenemos el grupo de Ecuatorianas en Qatar, Latinos en Qatar… Y así hemos ido formando una amistad”.

Se estrena como youtuber

El estilo de vida que llevaba en este país del Medio Oriente despertaba curiosidad entre sus seguidores, quienes le formulaban muchas preguntas al respecto. Esto la motivó a subir historias en sus redes sociales. “Me he vuelto una youtuber”, exclama admirada. Eso ha hecho que tenga más exposición y la miren desde diferentes partes del mundo.

“Yo respeto el lugar donde estoy y sé lo que debo hacer y lo que no. Es una actitud que la mantengo también en las entrevistas. Con los hombres, por ejemplo, hemos tocado el tema de la poligamia, y con las mujeres sobre su estilo de vida… Lo que puedo decir sobre sus creencias es que nadie extraña lo que no conoce, es decir, ya nacieron con esta cultura. Y no somos quién para decirles ‘esto está bien y aquello mal’. Es cuestión de ser respetuosos. Y ojo, hay que recordar que Qatar no es lo mismo que Afganistán”, enfatiza.

De ahí que se muestra contenta de este empezar. “Me gusta Qatar. Es un lugar seguro que se aprecia y se agradece”.

“Internacionalizarme requirió mucho esfuerzo”

Unas horas antes de dialogar con SEMANA ha tenido la llamada que habitualmente hace con el staff del canal internacional de noticias NTN24. “Mientras en Bogotá son las 08:00, en Doha las 16:00. A esa hora nos conectamos para hablar de los temas, las entrevistas del día… y a partir de entonces no paro”.

A diferencia de sus jornadas en Ecuador y Colombia, donde acostumbraba a madrugar, en Qatar en cambio le ha tocado trasnochar. “Mi programa empieza cuando acá son las 23:00 y en América las 15:00”.

Foto de Sistema Granas (9358750)
Fotografías de DohaCORTESÍA

Si se ven sus transmisiones, se aprecian de fondo los rascacielos que alumbran la noche en Doha, pues aquella es la impactante vista que tiene desde su balcón.

“En mi propio departamento he armado el set. Soy anchor y además me toca hacer de productora, camarógrafa, sonidista (¡literalmente!)”.

Todo ese esfuerzo denota su vocación. “El hecho de internacionalizarme como periodista fue un proceso de mucho sacrificio. Y eso ayudó a que mi estilo haya evolucionado. Hoy, más que mediadora soy una cuestionadora, sobre todo cuando las cosas no están funcionando como se deben. Asimismo, doy opiniones y hago paneles”, explica sobre todo ese crecimiento.

Respecto a sus entrevistas en el Medio Oriente, entre algunas anécdotas comparte la que le hizo a una musulmana latina. “Se trataba de una venezolana que se adentró al islamismo, empezó a leer el Corán, a orar y asimismo a vestirse con la indumentaria respectiva. En ese nuevo estilo de vida conoce a un qatarí… Y al preguntarle sobre la poligamia, me dijo que, bajo el consentimiento de la familia de su esposo, habían acordado que en su matrimonio se practicaría la monogamia. Es decir, solo serían ella y él”, revela entre las historias que le han resultado interesantes.

Sobre el Mundial de Fútbol, Ruth menciona que tiene el Hayya Card que le permite entrar a los estadios. “Es un evento intercultural, entonces la noticia no solo está en la cancha sino también afuera. Por eso estoy muy emocionada de vivir esta experiencia”, cuenta sobre este momento que transita, el mejor de su carrera.

Con la euforia del mundial

“No soy futbolera, pero ya equipé la sala”, confiesa. “He puesto la bandera de Ecuador y la de España (por mi esposo) para que cuando nos toque ver los partidos en casa, esté todo ambientado”, agrega.

En los días previos a la inauguración del Mundial de Fútbol, cuenta que ha podido compartir con la comunidad de ecuatorianos, en un evento al que han llamado ‘el banderazo’.

“Por protocolo no se puede tener mucho contacto con los futbolistas, a fin de que no se distraigan. Pero si en el transcurso se da la oportunidad de entrevistar a los jugadores o a los familiares, encantada de la vida”, concluye.

Personal

  • Guayaquileña de 46 años.

  • Periodista con 20 años de trayectoria.

  • Trabaja para el canal internacional de noticias NTN24.