Buenavida

Nochebuena sin conflictos para una Navidad inolvidable

La noche del 24 de diciembre es un momento ideal para consolidar los lazos familiares.

merry-christmas-1887396_1920
En estas fechas, debe primar la buena relación.Slack

La Navidad es sinónimo de alegría, de disfrutar con tus seres queridos, un día en el que las disputas o enojos deberían quedar a un lado. Pero no siempre es posible lograrlo. Si vives una situación difícil en casa, toma nota las estrategias de la terapista familiar y psicóloga Jennifer Carranza para que reine la paz en Nochebuena.

“Este tiempo no solo es de regalos, debe ser un momento íntimo para pasarlo con tus seres queridos. Si no pueden olvidar las diferencias, no te estreses imaginando un mal momento, recuerda que todo tiene solución”, dice la experta. No te desanimes y sigue sus consejos:

1. Ignora el conflicto. En estas fechas no siempre se puede llegar a la reconciliación. Una alternativa es intentar dejar de lado el inconveniente para no dar pie a que las riñas continúen. Intenten hacer borrón y cuenta nueva, al menos ese día.

couple-4641033_1920
En fechas como esta, vale la pena poner un alto a las diferencias.Slack

2. Practica la empatía. Por ende no piensan lo mismo. Si eres consciente de ello, puedes tener un ambiente de paz y armonía con los tuyos. Antes de lanzar algún comentario que puedas lastimar a alguien, es necesario que primero te pongas en los zapatos del otro.

3. Si el problema es la pérdida de un ser querido. En esta situación hay dos tipos de personas, los que siguen con el dolor y los que ya lo han superado. Es conveniente que los últimos ayuden a levantar el ánimo a los tristes. Pueden conversar sobre la persona que se fue, pero recuerden los mejores momentos, la risas, los bailes y más.

4. Evita las bebidas alcohólicas. No importa qué sea lo que te perturba, toma alcohol con mucha moderación. Si te pasas del límite, puedes hablar más de la cuenta o llegar a manifestaciones extremas de tristeza o agresividad. El alcohol hace que los sentimientos estén a flor de piel y sea difícil controlarlos. No seas tú quien lo arruina todo.