Feliz y emocionante regreso a clases

  Buenavida

Feliz y emocionante regreso a clases

Para prepararlos, involúcralos en las compras de uniformes y útiles escolares, y realiza con tiempo los ajustes del horario de acostarse a dormir.

Regreso a clases
Prepararlos para el retorno es fundamental.Shutterstock

Con el próximo retorno a clases regresa también la emoción de los niños por volver a reunirse con sus amigos, aunque este no necesariamente es el sentir de todos.

Algunos pueden haber tenido experiencias poco gratas en torno al ambiente escolar y otros, sobre todo los más pequeños pueden encontrar particularmente difícil desprenderse de sus padres.

La familia siempre será de gran ayuda para transformar esos nervios naturales del niño en emoción.

Para que el niño empiece a percibir positivamente el colegio, lo primero que necesitará es sentir que también sus padres lo ven como algo emocionante. Los niños son muy perceptivos, detectan no solo lo que dices sino cómo lo dices. Si él identifica que sus padres se angustian o enfadan cada vez que hablan de temas relacionados con el colegio, fácilmente empezará a rechazarlo, aunque no tenga claros los motivos.

Prepárelos

Involúcralo en el proceso de preparación. Para cualquier individuo puede resultar impactante ser traslado y dejado de manera súbita en un lugar nuevo, con gente extraña. Es lo mismo con los niños que no son preparados con anticipación. Permítele que participe en la toma de pequeñas decisiones como por ejemplo escoger el color de su cartuchera. Que manipule sus útiles una vez los tenga en casa, que conozca sus libros. Que de su opinión acerca de lo que desearía llevar en su lonchera.

También cuéntale lo que hará. Especialmente si son pequeños, deben tener una idea de cómo será su día: “conocerás otros niños, harán cosas con la profesora, jugarás en el recreo, comerás algo rico y luego vendré por ti”. Uno de los temores del niño pequeño es que sus padres no regresen por él. Explícales que siempre volverás o indícale quien lo recogerá. Es importante hacerlos sentir seguros.

Si quieres dar un paso más allá, ve con tu hijo a visitar las instalaciones del colegio o jardín de infantes. Déjalo dar un vistazo a los salones, a los juegos del lugar y que pueda imaginarse estando ahí, así cuando llegue el momento ya no sentirá que está en un lugar extraño para él.

Faltando pocos días para el retorno es importante realizar el ajuste de horarios. En vacaciones las rutinas se descolocan y el cambio abrupto de sus horas de sueño, puede poner a los niños de mal humor, así es que faltando al menos una semana, empieza a recuperar su horario de sueño progresivamente: si se acostaba a las 10pm, procura que la siguiente noche lo haga 15 o 30 minutos antes, así hasta llegar a la hora adecuada.

El gran día

Cuando llegue el gran día: Levántense un poco más temprano de la que será su hora habitual. Así podrán tener la oportunidad de compartir un buen despertar: estirarse, jugar un poco en la cama y hacer todo lo necesario con calma. No hay nada que genere más tensión que ir corriendo con el tiempo justo.

La despedida: Llegado el momento dale un cariñoso beso deseándole que pase un lindo día y dile hasta pronto de manera breve y alegre. Muchos niños empiezan a llorar debido a que los mismos padres prolongan su estadía más de lo debido, abrumándolos con recomendaciones o despedidas lastimeras. Recuerda que todos los consejos e indicaciones deben haber sido conversados con anticipación.

Feliz y divertido inicio del año escolar

*Andrea Velasco es Psicóloga, educadora familiar, especialista en Disciplina. Instagram: @psicolog.a