Las ‘armas’ para defenderse

  Buenavida

Las ‘armas’ para defenderse

El miedo ya no es una opción, sino prevenir. SEMANA consultó a expertos sobre cómo estar preparados ante la ola de inseguridad.

Robos
16.017 casos de robo a personas hasta agosto de este año, reportó la Fiscalía General del Estado.Shutterstock

Rabia, impotencia, dolor. Las palabras quedan cortas para describir las emociones de quien ha experimentado un asalto.

Tal parece que inseguridad, robo y asesinato se volvieron temas constantes en las calles. Y aunque desde las redes y todos los sectores se clame por ayuda ante esta situación delictiva, eso no basta para calmar las aguas.

En SEMANA conversamos con expertos para conocer qué sería lo ideal para defenderse en esta ola delictiva.

Defensa personal, un básico de hoy

La solución al miedo empieza a notarse en academias y gimnasios. Basta dar un vistazo para encontrar a un público que no solo busca ejercitarse.

Boxeo, judo y jiu-jitsu se vuelven las alternativas de muchos. Y lo hacen con dos objetivos bien claros: aprender técnicas de autodefensa y entrenar el cuerpo. Es cuestión de estar preparados ante situaciones de agresiones, siempre y cuando el atacante ande sin armas.

Según explicó Fawel Abramowicz, profesor y propietario de Team Alfa, academia de jiu-jitsu brasilero, “cada vez son más las mujeres que rompen el prejuicio y se animan a aprender estas prácticas, porque es un deporte que genera autoconfianza”, asegura y agrega que esto dejó de ser solo interés de niños y hombres.

Ante la situación delictiva, sostiene que surgió un mayor interés. “Con las artes marciales, por ejemplo, pueden neutralizar a los agresores sin necesidad de usar otras fuerzas. Por lo general, aprenden a hacer inmovilizaciones, luxaciones y estrangulaciones”, detalla.

El boxeo también se vuelve una herramienta muy útil para defenderse de un asaltante que no esté armado. Raúl Gamboa, gerente general de Gamboa Boxing, define este deporte como “el arte de golpear sin ser golpeado”. De ahí que tiene muchos beneficios, entre esos ganar fuerza, resistencia y velocidad. “Eso lo consigue a través del aprendizaje de 12 golpes básicos que al ser bien combinados y ejecutados logran paralizar o tumbar al atacante”.

El entrenamiento se lo puede realizar con implementos como sacos, puntos fijos, peras, o mediante un sparring, que es pelear contra un compañero que sirva como oponente.

Explica, además, que el tiempo estimado para aprender a boxear es de 90 días. “Con lo aprendido en ese período están listos no solo para saber defenderse, sino para competir en torneos básicos”, sostiene y añade que el 25 % de sus estudiantes son mujeres. “Vienen en búsqueda de desestresarse, de ganar autoconfianza y sentirse campeonas”.

No hay límite de edad para incursionar en estas disciplinas, y la ventaja es que el aprendizaje queda como un básico en su vida.

Ataque a los puntos débiles

llaveros

Camila, la cabeza de 'Be Safe', un emprendimiento para 'armar' a las mujeres

Leer más

Para Jorge Villacreses, máster en Criminalística y propietario de Cuport Seguridad Integral, cuando se trata de asaltos lo principal es evaluar la situación. “Si el atacante viene armado, la mejor opción es no forcejear ni discutir y dejarse robar”. Así de tajante es su recomendación.

“Pero si no porta armas y la víctima tiene la destreza para saber defenderse, puede buscar los puntos débiles del otro, que son la garganta, el epigastrio y los testículos, para dejarlo imposibilitado. Sirve no solo en caso de que tenga intenciones de arrancharle las pertenencias, sino en intentos de violación”, añade. 

  • 16.017 casos de robo a personas hasta agosto de este año, reportó la Fiscalía General del Estado.

Las no letales

En Internet se puede encontrar una serie de herramientas que las venden como kit de defensa personal. Entre esas destacan el gas pimienta (compuesto químico que irrita los ojos hasta el punto de causar lágrimas, dolor e incluso ceguera temporal; y los bastones de electroshock, diseñados para incapacitar temporalmente a una persona mediante descargas eléctricas.

“Aunque no son letales, su uso no está legislado en el Ecuador”, advierte Jorge Villacreses. Es decir, quien las llega a comprar lo hacen de forma irregular, y deben estar concientes de que no deben hacer un uso indebido de estos, porque podría tener repercusiones penales.

Armas, producto exclusivo

El doctor Roberto Gilbert, presidente de la Asociación de Tiro Práctico del Guayas, explica que hoy en día el permiso de portar armas se limita a uso exclusivamente deportivo. Y para obtenerlo hay que cumplir varios requerimientos.

“El individuo debe aprobar un estudio del AFIS que es manejado por la Policía Nacional, y luego el arma debe pasar a control por las Fuerzas Armadas”, explica.

Al recibir el certificado para tiro deportivo, la persona debe ser responsable. “En una maleta se traslada el arma, y en otra, las municiones. Es decir, no pueden ir los cargadores llenos de balas. Se la lleva exclusivamente para ir al Polígono, y una vez que llega allá, la carga, dispara y la vuelve a vaciar”, detalla.

Pero poder adquirir un arma es también algo al alcance de pocos. “Las más comúnmente vendidas son el revólver calibre 38 y la pistola semiautomática de 9 milímetros. Tienen un valor aproximado de $ 800 cada una. El problema es que el impuesto es del 300 %, (son) demasiado caras y pienso que para las propias compañías de seguridad eso no resulta favorable”.

Decidir si Guayaquil está o no apta para dar el paso a que el ciudadano obtenga un permiso de tenencia de armas (que no sea para uso deportivo) implica un debate. Sin embargo, hay también otras opciones, en las que la prevención servirá para no lamentar más tarde.

Las alarmas

Lo que sugiere Villacreses como prioridad es tener un kit básico para cuidar el domicilio o negocio ante un posible asalto.

Amor propio.

El inmenso valor del amor propio

Leer más

“Acabamos de perder la vida de un niño de 11 años. Es necesario aumentar la seguridad”, comenta. Es que ser niño, mujer o anciano, no es algo que miren los delincuentes. Y como toda acción genera reacción, en estos casos es mejor prevenir.

“Las alarmas de instrucción son lo básico. Esto significa que si el ladrón ingresa, ya sea por una puerta, ventana o los techos, la alarma va a sonar (debido a sus sensores de movimientos) y alertará al vecindario”.

Añade que es importante tener conectada esa alarma con la central de una compañía de seguridad, para que esta envíe la alerta al ECU-911 y ambos asistan de inmediato al lugar.

Las cámaras también son importantes. “Sirven incluso para monitorear desde su celular o computador lo que ocurre en su casa o negocio mientras no se está ahí. Tienen la opción de audio y video”.

  • 1.427 asesinatos se registraron entre enero y agosto de este año en el país, según cifras del Ministerio de Gobierno.

"Si el atacante viene armado, la mejor opción es no forcejear ni discutir y dejarse robar”.
Jorge Villacreses || Máster en Criminalística.