La Senescyt y la FEUE no cuadran las cifras

  Actualidad

La Senescyt y la FEUE no cuadran las cifras

La Secretaría señala que las afirmaciones no tienen una fuente. Los estudiantes defienden los datos y critican al sistema.

La Senescyt y la FEUE no cuadran las cifras

Las cifras siguen sin cuadrar. El ingreso y la deserción de los bachilleres a la educación superior mantienen enfrentadas a la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt) y a la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE).

La única coincidencia es una cifra: medio millar de estudiantes.

El Gobierno asegura que 550.000 ciudadanos están en la educación superior, desde 2012 hasta ahora. Que el sistema busca que la persona que ingresa se mantenga y concluya sus estudios.

Mientras que la dirigencia universitaria afirma que 500.000 jóvenes no han podido ingresar a las universidades y que la deserción es alta. El Gobierno -dice- desconoce la realidad que viven los estudiantes.

Lorena Araujo

“Los cupos los ponen las universidades”

La subsecretaria general de Educación Superior, Lorena Araujo, en diálogo con EXPRESO rechazó las críticas que se hacen al sistema de ingreso de la educación superior. Afirmó que son “comentarios sin fundamento”.

- ¿Cuántos estudiantes han cumplido con el examen?

- A partir de 2012 alrededor de 550.000 estudiantes han sido parte de este proceso y que ya ingresaron a la educación superior. El examen no solo se aplica para los de tercero de bachillerato, sino a todos quienes deseen ingresar a los estudios universitarios, sin límite de edad.

- ¿Cuántos estudiantes no han pasado las pruebas?

- Del número de inscritos hay un 30 % de ausentismo. De quienes rinden la prueba solo postula el 50 %. Tras esto, se da el proceso de asignación basado en las notas. Además, no todos los que postulan aceptan un cupo.

- ¿Hay miles de estudiantes que están fuera del sistema, como dicen los sectores sociales?

- Es falso. No hay una fuente, hablan sin fundamento. Las cifras de la encuesta de condiciones de vida del INEC señalan que hay un incremento de cerca de 140.000 personas de 2006 a 2014 en la totalidad de la matrícula. La salida de bachilleres que hay anualmente es de 120.000. Con la lógica de la oposición, ni un solo bachiller ingresó a la universidad.

- ¿El examen afecta el libre ingreso a la universidad?

- También es una falacia. En Ecuador jamás existió libre ingreso. Siempre hubo un constante proceso de requisitos que implementaban las universidades, requisitos que hacían que el ingreso no sea libre.

- ¿Se podría pensar en una revisión del sistema?

- Para este año la Secretaría de Educación Superior se planteó una transición. Al momento, los estudiantes de tercero de bachillerato dan el examen Ser Bachiller y luego el ENES. La primera modificación fue la optimización entre los dos sistemas de educación. Habrá un solo elemento de evaluación con dos objetivos: la nota para graduarse de bachiller y la nota para seguir con la postulación a la universidad. El segundo gran cambio es que la nivelación será eliminada del proceso.

Andrés Quishpe

“El Gobierno no conoce la realidad”

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Andrés Quishpe, insiste en las críticas al sistema de ingreso. Los sectores sociales denuncian que se viola el derecho a la educación.

- ¿Cuáles son las cifras que maneja sobre el ingreso a la educación superior?

- Desde que entró en vigencia el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión a las Universidades, que se aplica desde este Gobierno, hay medio millón de bachilleres que no ha podido ingresar.

- Las autoridades de la Senescyt aseguran que eso es falso.

- El informe del Banco Mundial, denominado “Ninis en Ecuador” y que cuenta con la colaboración del INEC, dice, entre otras cosas, que solo en 2014 se inscribieron más de 400.000 estudiantes en universidades públicas y cofinanciadas. De ese universo, el 26 % abandonó su carrera en los primeros semestres, según la misma Senescyt.

- ¿A qué atribuye esta deserción?

- A que están ubicados en carreras que no desean y a la falta de orientación en las instituciones de educación secundaria. Esa deserción derrumba el discurso de las autoridades que decían que los exámenes de ingreso iban a evitar la deserción.

- ¿Cuántos estudiantes están en carreras que no son de su preferencia?

- Se conoce que de cada siete estudiantes, al menos, tres están en carreras que no desean. Esto obligó a que varias universidades impidan el cambio de carrera o que permitan que solo el 10 % pueda hacerlo.

- Pero son las universidades las que establecen el número de cupos y no el Gobierno.

- Claro, pero no pueden ofrecer más porque se les han reducido los presupuestos y no pueden invertir en infraestructura para incrementarlos. Un ejemplo, la Universidad de Guayaquil tuvo un recorte de 30 millones de dólares, ¿cómo ofrecer entonces más cupos con menos ingresos?

- La Senescyt está eliminando la nivelación.

- Entre comillas. El examen se mantiene. Antes eran dos pruebas, ahora hay una sola. Esto demuestra que hay improvisación y desconocimiento de la realidad.