Actualidad

“No somos ratas de laboratorio”

Los fabricantes de la Talidomida la probaron en el Ecuador en inocentes mujeres embarazadas, usadas como conejillos de Indias. Las deformidades teratogénicas todavía se ven en nuestras calles.

En Londres se informó que se va a elaborar un chocolate más “sano”, sin azúcar, mezclando el cacao con hojas de coca peruana.

Ojalá que las degustaciones de prueba de este nuevo producto (choco-coca), sean llevadas a cabo por los fabricantes en sus propios países, con su propia gente y en sus familias, no en el nuestro, como pasó con la Talidomida.

Miguel Ulloa Paredes