Actualidad

“Tenemos compañías que tienen interés en energías renovables”

Entrevista a Chris Campbell, embajador de Reino Unido en Ecuador. Habla sobre la relación comercial entre las dos naciones.

Embajadro de Gra Breta (7025812)
Chris Campbell, embajador de Reino Unido en Ecuador.VALENTINA ENCALADA ORTEGA

Chris Campbell es un diplomático con carisma. Es un conocedor de temas empresariales, aunque también de la gastronomía ecuatoriana. Él habla de las relaciones comerciales actuales entre Ecuador y Reino Unido luego de la firma del acuerdo comercial tras la salida de la Unión Europea (brexit). Sus expectativas se centran en la minería, las energías renovables y los productos responsables con el ambiente y la sociedad.

Al embajador de Reino Unido en Ecuador (Christopher John, Chris) le gustan los viajes, el buceo, la fotografía, el rugby y hasta jugar al golf. Llegó a Ecuador el 27 de agosto de 2020 para asumir el cargo el 15 de septiembre. Ha trabajado en la embajadas en Jartum, Daca, Yakarta, Caracas, Bruselas (OTAN), San José y Santo Domingo (como embajador).

- ¿Cuál es su hoja de ruta para fortalecer la relación entre Ecuador y Reino Unido?

- Como sabe, a principio de este año hemos salido de la Unión Europea y ya hemos cerrado un nuevo acuerdo con Ecuador para evitar que haya una brecha en el intercambio de negocios. Todo va perfecto. Estamos trabajando como anteriormente era. Pero, por supuesto, con cada acuerdo regional e internacional siempre hay una dificultad en la utilización de esta herramienta. Normalmente no usamos más del 30 o 35 % de su potencial. Tenemos un nuevo acuerdo y mi tarea, mi ruta por los próximos 3 o 4 años, es para averiguar si estamos utilizando este acuerdo a lo máximo posible, por las compañías ecuatorianas para exportar a mi país. Al mismo tiempo mi enfoque es para traer más importaciones, más intercambio de negocio de las compañías británicas.

- ¿Es un trabajo en el que tiene aliados?

- Estamos trabajando con nuestras dos cámaras de comercio en Quito y en Guayaquil y al mismo tiempo con Juan Carlos Yépez en Londres, que es el representante de ProEcuador. Estamos en contacto sobre cómo empujar el intercambio. Tenemos ideas para promover las oportunidades y el potencial en el país. Tenemos un nivel de intercambio comercial que es bueno para el informe escolar, pero podría ser mucho mejor. Mi trabajo es para mejorarlo.

Asamblea aprueba acuerdo comercial

Se aprobó el Acuerdo Comercial con el Reino Unido

Leer más

Los consumidores quieren productos que sean más sostenibles, más amigables para el ambiente.

- Podemos, ¿en qué lapso incrementar los lazos comerciales?

- En este momento tenemos casi 250 millones de libras esterlinas de exportaciones ecuatorianas y las importaciones de 180 millones; la balanza es a favor de Ecuador y mi tarea es rebalancear. Tenemos intereses aquí en un rango de sectores diferentes, desde los seguros médicos con Bupa; de seguridad con G4S; con la calificación internacional para los productos domésticos; también con Unilever. En minería tenemos dos compañías trabajando, incluyendo Anglo América, y otra que está al principio de empezar su inversión; son inversiones de largo plazo. Lo importante es la minería responsable, que ayuda al medio ambiente y al desarrollo de las comunidades alrededor.

- ¿Cuáles son los nichos a los que podría entrar la inversión extranjera británica?

- Tenemos interés de invertir más por parte de nuestras compañías, también en el sector energético con las energías renovables, porque somos uno de los líderes en este sector y estamos hablando con Celec sobre lo que sea posible. Tuve una reunión con el viceministro de electricidad porque somos patrocinadores o anfitrión del COP 26 en noviembre y uno de los pilares es la adaptación y la mitigación. La adaptación incluye la transición energética desde los hidrocarburos, los fósiles hasta la energía renovable. En mi país más del 50 % de la energía viene solo de eólica, encima de eso tenemos grandes paneles solares, pese a nuestro clima, porque la tecnología ha cambiado en los últimos años y no necesita el sol pleno para generar desde los paneles solares. Tenemos experiencia para compartir con Ecuador.

De enero a junio de este año, Ecuador colocó en el mercado británico productos por un valor de 150,2 millones de dólares, según el Banco Central e importó $ 36 millones en bienes desde esa nación. El embajador quiere ayudar a mejorar esa balanza comercial deficitaria para su país promoviendo el acuerdo comercial.

- ¿Cómo ve el potencial de Ecuador para desarrollar esa industria?

- Por supuesto que Ecuador tiene las posibilidades, pero no es fácil atraer inversión, no importa el país, no importa el sector, porque las compañías están trabajando en un mercado mundial y Ecuador tiene que ofrecer beneficios que sean mejor los vecinos para que las compañías puedan venir, ellas están buscando seguridad jurídica. Ahora tenemos un nuevo Gobierno y este comparte las ideas, los valores de muchos de los países y entiende al sector privado y eso ha bajado el nivel de riesgo comercial para las compañías. Hay más confianza. Tenemos estabilidad que es obligatoria para las compañías.

Junto con Alemania somos los países más importantes en la Unión Europea para productos orgánicos

- El costo de la energía renovable puede ser más alto, pero el beneficio también.

- Es un balance. Una inversión de largo plazo cuesta al principio, pero al final hay resultados, beneficios para todos, para las comunidades porque hay menos polución; las empresas internacionales están enfocadas en proteger su reputación, cómo ser más verde en sus operaciones. Uno de los pilares del COP 26 es el financiamiento verde, estamos empujando para llenar la visión que tenemos de un fondo global en que los países podrán accesar para el cambio de la matriz energética.

- La Comisión de Administración del acuerdo tiene alguna fecha para la reunión?

- Hay unos mecanismos dentro del acuerdo para acordar que no hay dificultades, barreras para la importación. Hay comités diferentes en los tres países. Yo tengo una oficial en la Embajada, que es Andrea Pérez, encargada de organizar las reuniones. No hay fecha para una reunión porque depende de las necesidades.