Amar el estudio, se aprende

  Actualidad

Amar el estudio, se aprende

Arrancó el año escolar y con él las tareas y lecciones por rendir. Mientras más pronto lo rodee a su hijo de conocimientos, mejor.

Un niño que disfruta del estudio, tendrá mejores resultados.

Matemáticas, Lenguaje, entre otras asignaturas, su hijo aprenderá en este período lectivo. Pero, ¿sabía que él puede también ‘enamorarse’ de los libros, deberes y demás actividades escolares sin que estos signifiquen una pesada carga? Es posible, y la licenciada Alexandra Delgado, educadora de párvulos, da consejos para conseguirlo.

Ambiéntelo de conocimientos

- Instrúyalo desde el embarazo. Pónga música en su barriga y permita que el bebé oiga una canción en otro idioma, se irá familiarizando.

- Recurra al juego, la mejor herramienta para un aprendizaje efectivo. Como es parte de la niñez, si lo emplea en el estudio, el menor no lo sentirá como una obligación. Aproveche y estimule su curiosidad en conocer las letras, números, plantas, etc., para ello hay actividades y recursos didácticos, incluso tecnológicos que le pueden servir (legos, cuentos acorde a la edad del niño y todo lo que lleve cuentas, etc.).

- Contáctelo con adultos, así desarrolla el lenguaje (más palabras).

- Muéstrele material en inglés u otro idioma, libros, películas, según su edad.

- Ponga carteles de vocales, abecedario, su nombre. Lo acercará a las letras y lectura, números, palabras en otra lengua, ármele su entorno.

- Déle responsabilidades con monedas para que haga pequeñas transacciones. Cuando vaya al libro o le pregunten en la escuela, tiene la experiencia previa y dirá: “Esto ya lo sé, me lo enseñaron en casa”.

Tenga en cuenta

- Descubra qué tipo de inteligencia tiene, cómo aprende.

- Averigüe si el niño tiene algún problema de aprendizaje. Como padres debe conocerlos y buscar las vías para ayudarlo.

- Enséñele a ser responsable desde el ejemplo, hacer las tareas temprano, completas, estudiar con tiempo, que no se le acumule la materia.

- Transmítale confianza, que sienta que está de su parte, que lo va a ayudar y apoyar.

- Busque un tutor para que lo ayude en casa, en caso de ser necesario.

- Compre material didáctico o elabórelo en casa. Hay buenos libros y tutoriales en la web para mejorar los procesos escolares.

Lo peor

- Que lo haga memorista al estudiar.

- Hacerle las tareas y obligaciones académicas.

- Dejar el estudio para última hora.

- Si obtiene mala calificación culpar a la maestra. No es conveniente hacerlo y menos delante del niño.