Columnas

Reflexiones sobre la pandemia

'Para muchos estudiosos, el Covid-19 es resultado de la degradación ambiental de los territorios'.

El 11 de marzo el director de la OMS declaró al Covid-19 pandemia global. El nuevo coronavirus, también conocido como SARS-CoV-2, ha encendido todas las alarmas mundiales al afectar la cotidianidad de las sociedades como consecuencia de su velocidad de propagación, crecimiento exponencial, desconocimiento de su origen animal, afectación a las vías respiratorias y curación. Planteamos algunos elementos para conocer y reflexionar en este drástico confinamiento colectivo y obligatorio, pero necesarísimo: el Covid-19 es la primera pandemia mundial en globalización y del siglo XXI. Ha coadyuvado a su rápida propagación la gran movilidad de la población, por diferentes motivos, y características del sistema multimodal de transportes; así como a su conocimiento, en tiempo real, debido a las redes sociales y plataformas globales. Llama la atención que este nuevo virus haya afectado con especial virulencia a las 7 grandes potencias económicas mundiales, que han ido reaccionando de diversas formas y con temporalidades diferentes, que marcan con un halo de imprevisión la gestión de esta crisis, sin excepción; y, están sirviendo de referentes para el resto de países. No obstante, se destaca en este contexto neoliberal el gran rol asignado al Estado para atender a los infectados y a casos sospechosos o al contagio comunitario; y las garantías reales que se le está exigiendo para la recuperación económica pospandemia.

Hasta hora el Covid-19 ha tumbado a todas las bolsas de valores del mundo provocando ingentes pérdidas; dependiendo de su duración los especialistas pronostican una recesión mundial en ciernes. Varios analistas coinciden en compararla por los efectos provocados con la crisis del petróleo de 1973 o al ‘crack’ de 1929, no a la crisis financiera de 2008; aunque los expertos coinciden en que ninguna recesión es igual a la anterior.

Para muchos estudiosos, el Covid-19 es resultado de la degradación ambiental de los territorios, que se expresa en el inadecuado manejo de animales silvestres, crianza intensiva de animales para consumo, deforestación y extractivismo, y urbanización incontrolable.