Columnas

Libertad de expresión

"La libertad de expresión es un derecho y a la vez un deber, por lo que los Estados están en la obligación de garantizarla"

La libertad de expresión es una de las piedras angulares de una verdadera democracia. El Ecuador ha logrado un gran triunfo con la sentencia dictada por la Corte Constitucional actual , que declara inconstitucional la sentencia que el correato dictó en contra de la revista Vistazo por haber publicado en sus páginas una opinión en el sentido de que los votantes deberían votar un no rotundo a cuatro de las diez preguntas formuladas para la consulta popular del año 2011, por estimar que estas llevaban la intención de que Correa metiera las manos en la justicia, como efectivamente luego las metió. 

En este juicio se condenó a Vistazo por considerar con toda la mala fe del mundo que dicho editorial no era una opinión , sino “propaganda electoral”, lo que es un absurdo por donde se lo mire. 

Debieron transcurrir ocho años para que brille la justicia. La Corte Constitucional actual por unanimidad acaba de dictar una sentencia en la que manifiesta que el Tribunal Contencioso Electoral de esa época “incumplió con el principio de legalidad porque la infracción no estuvo fijada en una norma jurídica expresa y clara y no era aplicable entonces“. Y además, manifiesta que “el Estado debe garantizar la libertad de expresión y tiene el deber de no restringir su difusión”.

 

Es esta una sentencia que ratifica una vez más que en nuestro país no podrán entronizarse sujetos con el síndrome de ‘hubris’, que es un trastorno psíquico adquirido que afecta a personas que ejercen el poder en cualquiera de sus formas.

Es una sentencia por la que todos los medios de comunicación, de transmisión de opiniones, de ideas, de expresión deben sumarse al júbilo que embarga el alma del libérrimo pueblo ecuatoriano, que sabe y conoce que las páginas de nuestra historia se nutren del pensamiento y de la acción de hombres y de mujeres llenos de valores morales e intelectuales al servicio de la libertad. 

La libertad de expresión es un derecho y a la vez un deber, por lo que los Estados están en la obligación de garantizarla.