Cartas a la redacción

Aclaración sobre “Familiares de funcionarios figuran en nómina municipal”

Respecto de las notas de prensa del 10 de mayo, tituladas “Familiares de funcionarios figuran en nómina municipal” (pág. principal) y “Jefes del Municipio y ediles tienen parientes en nómina” (pág. 12), digo: Mis parientes y yo no tenemos vínculo de parentesco alguno con el alcalde anterior, ni con la alcaldesa actual, ni con quienes conformaron en el pasado, ni con los miembros actuales del Concejo Cantonal de Guayaquil; a todos ellos los hemos conocido aquí en el Municipio; por tanto, no existe nepotismo alguno, según la ley. Luego, en lo relacionado con mi ingreso (alrededor de 18 años atrás) y el de mis familiares, es necesario advertir que: no somos políticos ni dirigentes partidistas, ni estamos afiliados a movimiento o partido político alguno; ninguno de nosotros somos ni hemos sido deudores del fisco; no tenemos ni hemos tenido alguna prohibición legal para ejercer cargo público; ni tampoco hemos tenido ni tenemos relaciones comerciales directas o indirectas con el Municipio de Guayaquil; y, de más está indicar que ninguno de nosotros tiene antecedentes penales. Respecto de mis familiares es necesario recalcar que aquellas: 1. Son profesionales, graduadas con honores en universidades privadas del Ecuador, quienes tienen los méritos y la capacidad suficiente para ejercer los cargos que desempeñan. 2. Son productivas, cumplen su trabajo y laboran más allá del horario y jornada laboral ordinaria, sin haber recibido sanción alguna, multa o llamado de atención por sus labores. 3. Tienen ética y la preparación académica y tecnológica para el cargo que ejecutan, siendo, por ende, calificadas para tales funciones. 4. Trabajan recibiendo órdenes, y no reciben tratamiento de favor, concesiones, preferencias, ni privilegio alguno. 5. No le han quitado el puesto a nadie, ni les han creado el cargo que ellas ocupan. 6. Respecto de los cargos o funciones que ellas realizan, resulta por de más obvio que no son funciones de control, ni de compra o contrataciones, ni directivas, ni jefaturas, razón por la cual no tienen sueldos altos ni exagerados.

Dr. Carlos Salmon Alvear