Cartas de lectores

Suspender las clases en la costa de forma inmediata

Este gobierno odia a la familia en todo sentido. En primer lugar estamos sufriendo por la pandemia y sin analizar este problema de salud del pueblo, inicia clases en la costa en forma digital. 1. No existe internet en la zona rural. 2. Los estudiantes no tienen el teléfono inteligente para recibir las clases. 3. Los maestros no están preparados en esta actividad. 4. Diario Expreso publicó a los estudiantes subidos en los árboles para ver si se conectaban. 5. Las madres con sus hijos en los brazos tienen que caminar para encontrar un cerro o árboles. 6.. El gobierno separó a más de 6.000 profesores de la costa hasta que se designe a otros maestros, prepararlos, es decir ya las clases son anómalas. 7. Algunos padres de familia del campo han vendido sus gallinas, puercos, ganado, para comprar su computadora y para nada, ya que no pueden conectarse a internet. Y se han quedado sin los ingresos que daban estos animales. 8. En Guayaquil vemos a los estudiantes en los postes para tomarse el internet que da el Municipio en forma gratuita, con el peligro de ser asaltado por los delincuentes; y por no perder este instrumento puede que los maten los ladrones. 9. Divida el año en dos trimestres. 10. Se debe estar remodelando las instituciones educativas, más que todo los servicios higiénicos, el agua, y designar un médico y una enfermera en cada escuela y colegio. Hasta la fecha no se hace nada y quieren iniciar las clases en presencia en la zona rural.

Gualberto Arias Bonilla