Paraderos exagerados

  Cartas de lectores

Paraderos exagerados

Al pie de la clínica Kennedy, donde no es parada de bus, los usuarios esperan a los buses y estos los recogen; otros pasajeros igual se bajan allí. No es un sitio adecuado para ello; más aún, un letrero de la ATM lo prohíbe, pero no hay control ni campaña para educar a los usuarios ni a los choferes, que siempre hacen lo que les da la gana. El verdadero paradero o parada de bus está bien señalizado con pintura muy visible en la siguiente cuadra, al pie del C. C. Plaza Coronel, pero nadie lo utiliza. La ATM es tan errática, desordenada y falta de planificación e irresponsable que 60 m más adelante han señalizado otro paradero y en la cuadra del parque de la Kennedy han pintado tres, más distantes entre sí, en no más de 30 m. Más adelante hay otras dos paradas pero nadie las utiliza. Lo peor, luego de tantos paraderos, en plena virada a la derecha hacia la Av. Kennedy, allí sí esperan usuarios y los choferes se detienen a recoger y dejar pasajeros. Esto demuestra monstruosa inoperancia, incapacidad, irresponsabilidad e indolencia del organismo municipal encargado de organizar y controlar el transporte público urbano. Es necesario hacer presión y crítica periodística para llamar fuertemente la atención de la inútil ATM para que corrija procedimientos o desaparezca, dando paso a otro organismo técnico especializado. Guayaquil no merece tanta afrenta.