Cartas de lectores

Irrespeto al medio ambiente

La intervención oportuna del ministro de Medio Ambiente evitó una segunda conmoción social por falta de prevención de parte del alcalde de Salinas. Pero hay casos de destrucción del manglar que se están haciendo a plena luz del día, a vista y paciencia de la Dirección Provincial de Medio Ambiente y puntualmente en la Isla La Esperanza, propiedad privada. El Ministerio de Agricultura indebidamente realizó la Adjudicación No. 1811G00800 de 212,48 hectáreas dentro del predio Isla La Esperanza a una empresa dedicada a la actividad acuícola, pese a que mi propiedad ha sido declarada Zona Protegida, hoy conocida como Zona de Reserva de Producción Fauna Manglares del Salado, como consecuencia del Acuerdo Ministerial expedido el 15 de noviembre de 2002 y un posterior acuerdo del año 2010 ampliando dicha zona, que es lo que me aplicaban los funcionarios del Medio Ambiente y de la Dirección Distrital del Ministerio de Agricultura con el fin de impedirme y negarme toda autorización para ejercer la actividad acuícola a menor escala (artesanalmente), todo esto pese al título ancestral en que me he respaldado los últimos seis años en que se me ha obligado a litigar en diferentes estamentos judiciales: Fiscalía, Unidades Judiciales Penales y Justicia Administrativa, conculcándose todas mis garantías constitucionales. Debo recordar a las autoridades de Gobierno y a la opinión pública que en octubre de 2012 con una gigantesca campaña publicitaria en diferentes medios de comunicación del país y en redes sociales, el ministro de Defensa de entonces, mediante Acuerdo Interministerial No. 002 donó al Ministerio de Ambiente el predio Isla La Esperanza, con el fin de proteger el sistema ecológico, lo que al día de hoy no se cumple, pues la empresa que se encuentra en mi propiedad en forma ilegítima ha devastado el área causando un daño ecológico y ambiental irreparable (conociendo su gerente general que hay orden de un juez penal de desalojo y paralización de actividades en el lugar). Por ello solicito la intervención de las autoridades respectivas: ministros de Ambiente, Agricultura, Comisión Anticorrupción y agrupaciones defensoras del sistema ecológico.

Dr. José Bruque Martrus