Cartas de lectores

Hay que respetar a las autoridades que cumplen con su trabajo

Tenemos que saber adaptarnos a la situación.

Con la aparición de la COVID-19 surgieron varias medidas de seguridad impuestas por el COE - Comité de operaciones de Emergencia, con la intención de evitar nuevos contagios, pero hay personas a las que no les gusta respetar las leyes y no las obedecen. El 11 de agosto en Cuenca los policías municipales encontraron a varios adolescentes libando y cuando los detuvieron, una chica les dijo que ella estaba contagiada. El municipal le dijo que debía cumplir el protocolo y más si estaba contagiada y la respuesta que dio la joven fue toser en la cara al guardia. Los guardias municipales son la carta de presentación del alcalde y están para cumplir las ordenanzas y establecer orden en la ciudad más aún con la pandemia. Con su falta de respeto algunos ciudadanos demuestran que lo único que buscan es entrar a un juego de ruleta para ver si les cae o no el virus, por estar tomando en la calle y no cumplir con el distanciamiento ni el uso de mascarillas. ¿Cómo esperan cambiar de semáforo si continúan así? Hay personas que sí cumplimos las normas, pero lastimosamente se aplica: “Por uno pagan todos”. Lo más seguro es que para justificar lo que hicieron dirán que es por el encierro. Tenemos que saber adaptarnos a la situación.

Carlos Cordovez de la Gasca