Aquí no hay espacio para librepensadores

  Cartas de lectores

Aquí no hay espacio para librepensadores

No permitamos que alcancen ninguna posición de poder quienes quieren enterrar el librepensamiento

No puede existir expresión más retrógrada y demostradora de ignorancia, afán de tener manada y no de personas que contribuyan al progreso, que esta de un Sr. Ruiz, asambleísta de Pachakutik, afín al Sr. Iza. Qué deprimente que haya asambleístas que pretenden que sus seguidores se conviertan en obedientes, incapaces de pensar. Recuerdo las expresiones de sir Francis Bacon o del Sr. Drummond (1500-1600): “quien no quiere pensar es un fanático, el que no puede pensar es un idiota y el que no osa pensar es un cobarde”. Estas manifestaciones ponen en claro la categoría de pensadores que conforman ese grupo. ¿Así pretenden ser gobierno? Todo el soporte que tuvieron para Yaku Pérez, que les permitió por primera vez tener un grupo de legisladores tan grande, se va a fragmentar. Deben irse a sus casas, donde seguramente ejercen machismo y engreimiento, que no tienen cabida entre librepensadores. La humanidad ha rechazado siempre a quienes a cambio de una parcela de poder dejan de pensar y permiten que los pensamientos de otros sean sus guías (correísmo e indigenismo alaban el dogmatismo como filosofía política). Rechacemos estas prácticas. El pensamiento libre ha sido motor del progreso, desarrollo y bienestar. El desarrollo del cerebro de cada uno es lo único que beneficia a la humanidad. La uniformidad mental estática es perniciosa, madre del servilismo y la sumisión, por eso la pretenden los autócratas. No permitamos que alcancen ninguna posición de poder quienes quieren enterrar el librepensamiento. No más egomaníacos, ni narcisistas; una década fue suficiente.

Ing. José M. Jalil Haas