Cartas de lectores

Clases presenciales en el sector rural: que el presidente se informe bien

Ahora quieren experimentar a base de nuestros hijos. Las clases presenciales tienen que tener las garantías señaladas.

Los campesinos están indignados porque el presidente no se informa sobre lo que expresan los periodistas a través de radio, TV y periódicos acerca de cómo está la zona agrícola y lo único que acata es lo que dice la ministra de Educación, que no conoce nuestra patria. En los distritos están personas que no conocen de educación y ahora se sabe que son puestos por los asambleístas para dar el voto en la Asamblea en favor del gobierno. Esto debe terminar. No se puede iniciar clases en la zona rural porque: 1. Las escuelas están deterioradas, ya que fueron cerradas por una década. 2. Se deben reconstruir totalmente, pintar las aulas, poner pupitres, material didáctico, más que todo instalar tuberías para el agua y poner suficientes lavabos y WC. 3. Construir una habitación para el maestro o maestra, ya que quieren que resida; instalar dormitorio, cocina y útiles de cocina. 4. Instalar un centro médico, con enfermera y medicinas. 5. Tienen que hacer las pruebas rápidas a los estudiantes y maestros.

Señor presidente a nombre del campesinado del Litoral, infórmese por la prensa cómo estamos viviendo en el agro, siendo los que alimentamos a nuestros hermanos ecuatorianos. Ahora quieren experimentar a base de nuestros hijos. Las clases presenciales tienen que tener las garantías señaladas.

Gualberto Arias Bonilla