Cultura

Los mejores dulces en El Oro se elaboran de la panela y el guarapo

La materia prima viene de la caña de azúcar.

DULCES 8
La masa debe tener la consistencia necesaria para que el producto tenga buena presentación.Fabricio Cruz

La parroquia 'más dulce' de la provincia de El Oro en Ecuador, es Malvas, donde la elaboración de golosinas es una tradición y a la vez el orgullo de sus habitantes.

En dicha tierra orense, los pobladores se dedican entre otras cosas, a la preparación de panela y guarapo, productos que tienen en la caña de azúcar su materia prima.

DULCE 6
La familia Aguilar tiene una tradición en el oficio de más de 100 años.Fabricio Cruz

Los dulces de doña Clemencia, tienen un espacio ganado en la historia culinaria de la localidad. Fallecida a los 113 años, dejó como legado una generación de dulceros, que actualmente encabeza su nieto, Sergio Aguilar, de 70 años.

El trabajo de Sergio se convierte en una rutina diaria, que emprende con pasión, como si fuera la primera vez. Al iniciar la jornada, se sienta en una silla de plástico y empieza a batir con un palo la paila donde está el concentrado del dulce.

“Mi abuelita comenzó a trabajar con los españoles, allí aprendió recetas de dulces que recopiló para luego ponerlas en práctica junto con mi abuelo. Empezaron a venderlos a familias de aquí y luego viajaban hasta cinco días para comercializarlos en Machala”, cuenta Aguilar.

Él es gerente de la microempresa familiar, Bocadillos Doña Cleme, nombre puesto por quien inició esta actividad en la familia, Clemencia María Natividad Aguilar, quien murió en 1913. Con ella se fueron 60 años de tradición.

“Mi abuela se dedicó a la elaboración de los bocadillos por 60 años. Luego continuó mi padre, quien lo hizo por 40 años, y nosotros vamos por los 28 años trabajando en lo mismo”, refiere Sergio.

ESPATULA 1

Ambato: Una ‘Espátula de Oro’ para la mejor hueca

Leer más

Los productos que elabora la microempresa, son dulces de maní, de guayaba, de leche y de cacao. Además, ofrecen tortillas, rosquillas, bizcochuelos, bizcochuelillos, semas, pan de huevo, manjar de arroz con leche y panela, entre otros que en total suman 14, incluidos de dulce y sal.

“Como recuerdo de mi abuela tengo una antigua paila, en la que se hacen los mejores manjares y dulces para nuestros clientes y turistas”, asegura Sergio.

María del Carmen Aguilar, quien también se dedica a la elaboración de bocadillos, comenta que el principal ingrediente es el jugo de la caña de azúcar.

Sergio conoce el proceso de memoria. Primero pone la caña a moler en el trapiche a motor. Después el jugo se pone a hervir en una paila a temperatura alta. Cuando toma una coloración marrón, característica del producto, se vacía sobre moldes de madera.

Con el fin de conservar las tradiciones culinarias, los habitantes de Malvas realizan todos los años varias actividades. Hace tres años fue la denominada "El bocadillo más grande del mundo".

Los fabricantes de dulces en Malvas son apoyados por la Dirección de Turismo de Zaruma, quienes difunden su trabajo. Esto los ha ayudado en las ventas en diferentes ciudades del país, como Quito, Cuenca, Machala, Pasaje, Loja, Guayaquil y demás localidades.

De acuerdo a la historia, por los años 1870-1880, el centro donde hoy se levanta la iglesia parroquial, el parque y principales construcciones de Malvas, era un pequeño llano, donde crecían guayabos, malvas y otras plantas silvestres. No existía ninguna vivienda en el sitio, que en esa época se llamaba el Guayabal.

Historia el rincón del sabor

Malvas tiene una población de 1.315 habitantes. Es una de las parroquias más antiguas del país. Pese a la carencia de documentos y fuentes de información, se estima que el poblado existió desde la época de los incas.

Malvas pertenece al cantón Zaruma, recientemente considerado por el Ministerio de Turismo como el Pueblo Mágico de Ecuador.

Zaruma esconde una riqueza cultural extensa, reflejada en la gente, la gastronomía, el café, la historia minera, arquitectura en madera y los dulces. Estos últimos tienen su marca tradicional en la parroquia Malvas.