Una oda al libro por parte de una lectora enamorada

  Cultura

Una oda al libro por parte de una lectora enamorada

‘El infinito en un junco’, de la escritora española Irene Vallejo, continúa sumando adeptos. La obra condensa la historia de los libros

Irene Vallejo_Escritora
La escritora Irene Vallejo, Premio Nacional de Ensayo, durante la Entrega de los Premios Nacionales de Cultura 2020, efectuada el miércoles 13 de julio de 2022 en el Museo del Prado en Madrid.EFE

Hay pocas situaciones más fastidiosas para un lector que el momento en que pide una recomendación sobre una obra en particular y recibe como respuesta la trillada frase “no sabría cómo explicártelo”.

No obstante, en el caso de ‘El infinito en un junco’ de la escritora española Irene Vallejo, esta respuesta es lógica y totalmente comprensible. Y es que esta obra, publicada bajo los sellos Siruela y luego De Bolsillo, cruza la frontera entre la narrativa y el ensayo, y tiene como eje al libro.

Sí, es un libro sobre la historia de los libros, pero no se trata de una obra académica, llena de oscuras referencias documentales, sino de una oda a la lectura y a ese maravilloso instrumento por el que generaciones de niños y jóvenes han aprendido a soñar a través de la belleza de la palabra.

Vallejo indica que ‘El infinito en un junco’ surgió justo cuando pensaba en abandonar definitivamente la escritura.

  • BIOGRAFÍA DE LA AUTORA. Nació en 1979. Es doctora en Filología Clásica por la Universidad de Zaragoza. Labora en la investigación y difusión de autores clásicos. Ha publicado las novelas ‘La luz sepultada’, ‘El silbido del arquero’ y los ensayos ‘Manifiesto por la lectura’ y ‘El infinito en un junco’.

“Fue una respuesta a la resignación que sentía ante la idea de abandonar la escritura. No sabía si para siempre, pero en ese momento, la literatura no estaba funcionando. Llevaba más de diez años como escritora itinerante de bibliotecas, de clubes de lectura, de ferias en pueblos o ciudades pequeñas. Mi madre me decía que era como una titiritera que llevaba los libros en el maletero del carro, una cómica de la lengua. Pero mi hijo había nacido enfermo y debía dedicarme a él. Abandonar parecía lo más razonable y, sin embargo, lo empecé a escribir como un adiós en los ratos en los que no estaba en el hospital”, recordó.

En esos fragmentos, la escritora recuenta los primeros días de los libros, objeto que fue inventado por muchas manos anónimas. A través de él, el lector viaja por las ágoras de Atenas, por las primeras librerías en la antigua Roma y por los pasillos y las salas de lectura de ese sueño que fue la Biblioteca de Alejandría.

Por sus páginas vemos pasar a Heródoto, Kapuscinski, a Cervantes y a George Lucas, a Homero junto a Bob Dylan. Oímos de los libreros que han forjado su profesión a lo largo de la historia.

Quizás lo más emotivo de esta obra son los testimonios a través de los cuales personas en medio de grandes catástrofes sintieron que los libros fortalecían su esperanza. Supervivientes de los campos de concentración nazis y de los gulags soviéticos abordan su vida interior y la capacidad que las historias les dieron para resistir.

Contrariamente a lo que tantas veces se afirma, la cultura no es adorno, sino un ancla. El confinamiento lo evidenció. El arte y la historia representan una tabla de salvación para comunidades sometidas a una dura prueba.

Irene Vallejo

La sensibilidad con la que está escrita ‘El infinito en un junco’ es quizás lo que ha convertido a esta obra en un inesperado ‘best seller’, que hasta el momento ha sido traducido a treinta idiomas y continúa acumulando galardones.

Para Vallejo, la acogida llegó como una gran sorpresa. “Ha sido difícil asimilar la idea de que ese libro que imaginaba como mi adiós, en realidad era una bienvenida a algo más grande. Ha sido difícil salir de la incredulidad, que además ha sucedido en las circunstancias de la pandemia, en las que la vida ha cambiado. Muchas veces me sentía como si estuviera habitando la vida de otra persona”, reflexionó.

No obstante, también considera que la acogida de la obra da pie para que pueda continuar luchando por la importancia de la lectura.

“Es sorprendente que todavía tengamos que estar argumentando que la educación va más allá de su dimensión laboral. Una democracia necesita afianzarse sobre una serie de principios, y cuando estos se erosionan, también lo hace el lenguaje, la comunicación y el debate”, analizó.

El infinito en un junco
Portada del libro 'El infinito en un junco'Cortesía

FICHA DEL LIBRO

  • Título: El infinito en un junco
  • Género: Ensayo
  • Editorial: De Bolsillo